Permisos de edificación de departamentos en La Florida casi se triplican en un año

 

El interés inmobiliario se esta dirigiendo hacia La Florida. La aprobación de permisos de edificación de departamentos creció casi tres veces entre el primer semestre de 2017 y el mismo lapso de este año, al pasar de 982 a 2.789 unidades, detalla un sondeo de Colliers International considerando datos del Formulario Único de Estadísticas de Edificación del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, del Instituto Nacional de Estadísticas y de la Cámara Chilena de la Construcción.

En el mismo período, otras comunas de la capital con una alta oferta habitacional en altura tendieron a reducir su ritmo de crecimiento. En San Miguel, por ejemplo, el indicador cayó 92%, al pasar de 2.911 a 247 departamentos aprobados, mientras en Estación Central la baja fue de 19%. En Santiago Centro la disminución fue de un 13% y en Ñuñoa de 7%.

Entre distintos desarrolladores que actualmente tienen presencia en La Florida, las razones para preferir dicha comuna se repiten: la atraviesan dos líneas de metro y en el futuro se agregaría la línea 8. Además, cuenta con bastante equipamiento que la transforma en un subcentro de la capital, pues tiene establecimientos de salud, colegios, universidades, centros comerciales y oficinas.

“Es un área que despierta el interés de la gente por vivir ahí y los inmobiliarios responden a esa necesidad, en los lugares donde la normativa lo permite”, señala Juan Manuel Hornauer, consultor de Colliers. Según datos de dicha firma, los proyectos residenciales subieron de 26 a 33 edificios entre el segundo trimestre de 2017 y el mismo lapso de este año.

“Todavía existen pocos participantes; no hay tantas inmobiliarias considerando todos los servicios con los que cuenta esta zona”, agregó Francisco Aros, gerente comercial de Aitué. A su juicio, el número de desarrollos podría duplicarse sin afectar los rendimientos de venta. Ana María del Río, gerenta comercial de Siena, cree que la comuna resiste hasta un 30% más de la oferta actual, pero en ningun caso el doble. “Tendría que ir a capturar el interés de los que hoy buscan en San Miguel, Ñuñoa y Santiago centro”, advierte.

Lo cierto es que entre el segundo trimestre de 2017 e igual período de 2018, las ventas crecieron de 321 transacciones a 428, es decir, un 33%. Para María de la Luz Valdés, gerenta comercial de Bricsa (brotec-Icafal), esta demanda se ha visto impulsada por habitantes de sectores aledaños que prefieren vivir en La Florida.

Por otra parte, muchas promesas se firman con gente oriunda de la zona. Muchos de los que han vivido toda su vida ahí quieren quedarse al buscar una vivienda nueva.

A lo anterior se suma el inversionista, que compra para luego arrendar, indica Aros. Ellos se concentran en los proyectos sobre avenidas importantes y apuestan por los departamentos de un dormitorio. Hornauer prevé que las ventas debieran aumentar justamente por el arribo de mas compradores de este perfil. Cada vez van a pesar mas las unidades pequeñas, en torno a los ejes de Vespucio, Walker Martínez y Vicuña Mackenna. 

 

Fuente: El Mercurio