Pedro Aguirre Cerda asegura recursos para su primer plan regulador

 

A 27 años de su creación, la comuna de Pedro Aguirre Cerda está más cerca de tener su propio plan regulador. Esto, porque el Consejo Regional le aprobó $ 238 millones para el financiamiento del diseño.

El municipio se creó en 1991, con el traspaso de terrenos provenientes de tres comunas: San Miguel, Santiago y La Cisterna, y pese a que durante este tiempo se ha regido por los planos reguladores de estos municipios, con el inicio de este proceso podría tener de aquí a dos años uno propio.

El edil de la comuna, Juan Rozas, explicó que el foco estará en una “densificación armónica”, que consiste en evitar las mega construcciones, así como la protección de barrios históricos como la población Victoria y la Dávila, pero también con miras a densificación dentro de los ejes de Transporte.

“No van a llegar servicios a la comuna en la medida que esta no se densifique (…) Tenemos que densificar sobre cinco pisos, pero además tenemos que hacerlo en el cordón de Carlos Valdovinos, que es donde está el Metro”, señaló Rozas.

Y enfatizó que de todas maneras, el límite de pisos quedará en manos de los vecinos, pues la elaboración se hará en un proceso de absoluta participación ciudadana.

Mientras tanto y para restringir proyectos de alta densidad, de manera simultánea al financiamiento, se aprobó una enmienda que pretende desincentivar la inversión inmobiliaria mientras no se concrete y apruebe el plan.

Esta consiste en más exigencias a las construcciones en altura, por ejemplo, que deben tener como mínimo un estacionamiento por departamento, y a la vez reduce el 30% el coeficiente de constructibilidad.

Además, actualmente rige un período de congelamiento de tres meses (que expira en diciembre) para la presentación de todo proyecto inmobiliario que considere más de cinco pisos para fines habitacionales.

Rozas dijo tener la “convicción que es posible tener un desarrollo urbano, pero éste debe ser armónico, equilibrado, considerando las necesidades de nuestra gente y la historia de nuestros barrios. No queremos una comuna donde predominen los llamados guetos verticales. Eso no es tener calidad de vida”.

 

Fuente: DF