La bolsa o los fondos inmobiliarios ¿Dónde están los mayores dividendos este 2018?

 

Los fondos de renta inmobiliaria, ya sea comercial, residencial o de bodegas, están de moda, con más demanda por parte de inversionistas y más oferta por el lado de las inmobiliarias.

Pero no es sólo el tamaño y profundización del mercado la que ha avanzado: también es el monto que perciben los aportantes.

Según un estudio realizado en conjunto por la clasificadora de riesgo Feller Rate y la Asociación Chilena de Administradoras de Fondos de Inversión (Acafi), los fondos de renta que analizaron –equivalentes al 75% de los activos del subsegmento de vehículos de renta– mejoraron la tasa de dividendo en relación al capital aportado (retorno por dividendo, o dividend yield) con respecto al año pasado.

Al cierre del primer semestre, los fondos analizados repartieron a sus aportantes $ 49.487 millones en dividendos, lo que arroja un retorno de dividendo de 8,5%. Esto representa una mejora con respecto a los $ 41.467 millones que se repartieron en ese mismo periodo el año anterior, con un dividend yield de 7,9%.

En contraste, el retorno por dividendo del IPSA se ubicó en 2,78% al cierre de junio de este año y en 2,64% a junio de 2017, según cifras de Bloomberg.

“La razón de pago de dividendos sobre el resultado neto consolidado promedió un 76% para el grupo, reflejando una amplia dispersión producto de los distintos flujos y resultados que presentan los fondos, así como también políticas de reinversión más activas”, destacó la clasificadora de riesgo en su reporte.

Crecimiento sostenido

Un ambiente de bajas tasas de interés y alta liquidez ha puesto a los fondos de activos alternativos –como la renta inmobiliaria– en el centro de las miradas, mientras los inversionistas se han mostrado cada vez más dispuestos a sacrificar liquidez por una mayor rentabilidad.

En Chile, esto se ha visto complementado por el cambio regulatorio que permite a las AFP alocar un mayor porcentaje de los fondos de pensión en este tipo de instrumentos y una mayor profesionalización de los family offices.

Este mayor interés ha dejado su huella en la industria, que ha mostrado un crecimiento sostenido en los últimos años.

Al junio recién pasado, la industria de fondos inmobiliarios alcanzó los UF 70 millones (US$ 2.815 millones a la UF y el dólar de ayer). De ese total, el segmento más voluminoso es el de vehículos de renta, que representa el 66,9%, según el estudio de Feller y Acafi.

En términos de ingresos, el segmento predominante es de oficinas, que genera el 49,9% de los ingresos de la industria, mientras que locales comerciales representa un 18,4%, bodegas un 15,4% y residencial un 15,1%.

 

 

Fuente: DF