Eje Irarrázaval no detiene renovación: placas comerciales crecerán 39% en tres años

fdi, fuenzalida desarrollos inmobiliarios, oficinas, vacancia, inversion, chile

 

Los locales tradicionales de avenida Irarrázaval están renovándose. No se trata simplemente de nuevas marcas de tiendas que están llegando, sino al cambio que está empujando el fuerte desarrollo inmobiliario que se está llevando adelante entre Plaza Egaña y Parque Bustamante.

Un estudio elaborado por Montalva Quindos, indica que en el eje existen un total de 31 placas comerciales asociadas a obras habitacionales y para los próximos tres años se prevé que ingresen 10 nuevos proyectos.

Esto se traduce en un incremento de 38,7%  y una superficie destinada al comercio superior a los 236 mil metros cuadrados (m2), estima la corredora. Como referencia, el Parque Arauco de Kennedy tiene 111.000 m2 de superficie arrendable, según una presentación.

“Los principales factores que inciden son las nuevas líneas de Metro que han ofrecido gran conectividad al eje. Primero, la Línea 5, luego la 6 y prontamente la 3, que es la que tendrá mayor impacto en esta avenida debido a la cantidad de estaciones que aportará. Lo anterior ha impulsado el desarrollo inmobiliario y ha aumentado el interés por establecerse en la zona, además ha potenciado su carácter comercial y recreacional, con gran presencia de bares, restaurantes, plazas y lugares de entretención”, explican desde Montalva Quindos.

Para hacerse una idea, una persona que camina en ese eje, cada dos minutos se encuentra con una placa comercial, lo que además se ha visto apoyado por una serie de strip centers que se han instalado en calles aledañas.

Imagen foto_00000001

Crecimiento hacia el oriente

El crecimiento en el eje se ha visto desplazado hacia el oriente y en este fenómeno han influido dos factores principales: el tramo entre Pedro de Valdivia y José Pedro Alessandri está consolidado en materia habitacional y, además, la llegada de mall Plaza Egaña también ha hecho más atractivo el sector, dado que también está el Metro.

En tanto, el tramo que va desde Montenegro a Chile España es el que alberga la mayor cantidad de locales que pertenecen a placas comerciales (35%), lo que equivale a 50 distribuidos en nueve placas.

“Uno de los motivos que mayormente puede influir es la presencia de la Plaza Ñuñoa, donde habitualmente confluyen diversas actividades al aire libre, así como programas culturales y recreacionales, sumado que Chile-España es un eje de locomoción importante y prontamente tendrá una estación de Metro. También cabe destacar su centralidad y el hecho de ser un consolidado barrio residencial y familiar, que cuenta con servicios comerciales, financieros, escolares y lugares de recreación”, explica Montalva Quindos.

Plan regulador restrictivo

El panorama auspicioso para desarrollar en Ñuñoa podría estar a punto de cambiar. Esto porque el viernes pasado la comuna prorrogó por tres meses más el congelamiento de permisos de edificación.

La medida afecta a 40 polígonos, donde más de un 50% de ellos se encuentra dentro del eje de Avenida Irarrázaval.

Sumado a lo anterior, se congelaron los permisos de tres inmuebles específicos (Quinta Hamburgo, Palacio del Liceo Manuel de Salas y del Instituto Británico) a modo de protección, mientras se efectúa el proceso para declararlos como de “conservación histórica”.

Carolina Büchi, directora ejecutiva de Imagina –inmobiliaria que cuenta con larga trayectoria en la comuna y que a día de hoy cuenta con ocho proyectos de uso mixto-, explica que la decisión tomada por el municipio restringirá el desarrollo de proyectos, lo que afectará directamente a los precios y a quienes deseen vivir en Ñuñoa.

“La propuesta del nuevo plan regulador hará que disminuyan las posibilidades de desarrollo en el eje, esto solo provocara una nueva alza de precios en la zona, perjudicando a quienes quieran vivir cercano a la conectividad”, dice.

 

Fuente: Diario Financiero