Minvu impulsará iniciativa para agilizar aprobación de planos reguladores

 

En el transcurso del primer semestre de 2019, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) planea ingresar al Congreso una modificación legal que apunta a agilizar el proceso de aprobación de los Planos Reguladores Comunales (PRC).

La base de esta iniciativa apunta a sectorizar las materias propias de este instrumento de planificación. “Tenemos que diferenciar las materias que están en los planos reguladores. Hay cosas que son más de fondo y requieren estudio y buena planificación, pero hay otras que son de fácil despacho y, por lo tanto, tenemos que tener una legislación más moderna en su aprobación”, explica el jefe de cartera, Cristián Monckeberg.

El secretario de Estado detalla que uno de los propósitos de esta futura modificación es mejorar la correlación entre los procesos de planificación territoral y las tendencias de crecimiento urbano.“Hoy, la planificación de las ciudades es a diez o 12 años y, muchas veces, cuando el plano regulador se aprueba, la ciudad ya se desarrolló y no produjo el efecto deseado”, subraya.

Los datos avalan este diagnóstico. El informe sobre el estado de planificación territorial 2017 del Minvu, estimó que la elaboración de un PRC tarda en promedio de 6,5 a 7 años, con casos extremos como Arica (12 años) o del intercomunal de Valparaíso (19 años).

Un escenario que se agrava con los plazos de vigencia de los PRC, que promedian los 17 años, lo cual aumenta su riesgo de obsolescencia.

La reforma a la norma sobre aprobación de planos reguladores se encuentra en etapa inicial de discusión y análisis en comités del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano (CNDU), y se espera derivar la discusión en este organismo en marzo o abril próximos, para luego ser presentada al Minvu.

Con esta iniciativa, el ministerio liderado por Monckeberg aborda un tercer frente en el ámbito de las regulaciones urbanas: el envío al Congreso del proyecto de integración social para densificar zonas en torno a ejes de desarrollo de inversiones en infraestructura -como las líneas de Metro- y dar mayor certeza jurídica en ámbitos como la aprobación de permisos, para lo se unificarán los canales de impugnación y se establecerán plazos de reclamación, perfeccionamiento que espera ingresar en 2019.

Proceso conflictivo

Para el urbanista de la Universidad Católica y miembro del Consejo de Concesiones, Iván Poduje, tres son los principales factores que han hecho que la aprobación de planos reguladores “se vaya eternizando”. Estos son: la baja participación ciudadana; propuestas que muchas veces no se entienden, y su limitación al ámbito urbano sin abordar el tema de las inversiones.

“El principal problema es que es un proceso muy conflictivo y, como está estipulado, hoy nadie queda muy conforme con el resultado. Entre otras cosas, porque el plan regulador no define inversiones, sino que solamente pone normas urbanísticas y la gente tiene expectativas de que el plan regulador va a arreglar su comuna, cosa que no es así, solo la ordena”, dice Poduje.

Por ello, subraya que los PRC deben acompañar propuestas que especifiquen los recursos asociados, como definir que un uso de suelo de área verde vaya acompañado de inversión “para que efectivamente se convierta en una plaza”, explica.

 

Fuente: DF