Recaudación por contribuciones subió casi 15% en 2018 y la mayoría se concentra en 20 comunas

fdi, fuenzalida desarrollos inmobiliarios, línea 3, metro, plusvalíua, arriendo, precio, m2, inversionista, departamento, arriendo

Un buen alivio tuvieron las arcas de las municipalidades del país durante 2018. Una de sus principales fuentes de ingreso, como es el pago de contribuciones de bienes raíces -conocido formalmente como impuesto territorial-, subió 14,7% el año pasado tras alcanzar $ 1.342.639 millones, unos US$ 2.000 millones.

Impulsado por el proceso de reavalúo fiscal que inició el Servicio de Impuestos Internos (SII) en enero del ejercicio para más de 6,6 millones de bienes raíces no agrícolas, el alza se inscribió como la de mayor magnitud desde 2013.

Desde dicho año hasta noviembre de 2018, según el balance realizado por la Tesorería General de la República, lo recaudado subió en $ 545.277 millones, lo que se traduce en un incremento promedio anual del 10%.

De la cifra total, 59,4% se concentró en 20 comunas con un aporte total de $ 797.130 millones, unos US$ 1.200 millones, liderada por Las Condes, Santiago, Providencia, Vitacura y Lo Barnechea.

De ellas, trece pertenecen a la Región Metropolitana, las que representan 46,3% del total nacional.

En este contexto, la Tesorera General de la República, Ximena Hernández, destacó el buen comportamiento de pago de los chilenos. “Prácticamente, 65% de los contribuyentes responde dentro del plazo de cada cuota y, si sumamos a quienes lo hacen dentro del mismo año, tenemos que durante 2018 más del 80% de los contribuyentes respondió positivamente a sus obligaciones”, señaló.

Para la autoridad esta es “una señal potente, que nos alienta a seguir buscando formas de facilitar aún más el pago, en la línea de lo que ya hemos venido haciendo, creando nuevos y mejores canales de atención”.

El rol del Fondo Común Municipal

Precisamente, tal como lo releva Hernández, el impuesto territorial genera un ingreso “fundamental” para el funcionamiento de los municipios, especialmente aquellas de menos recursos, que -por esta vía- pueden financiar programas sociales, alumbrado público, áreas verdes, entre otros conceptos, para la población más vulnerable.

El Fondo Común Municipal (FCM), que opera a través de mayores aportes de parte de las municipalidades con más recursos que ayudan a financiar la operación de aquellas que cuentan con una menor capacidad financiera, se financia en un 60% de los dineros de las contribuciones.

El 40% de los recursos va a aquella que lo origina y el 60% restante va al FCM, salvo en las comunas de Santiago, Providencia, Las Condes y Vitacura, que aportan el 65%.

Puente Alto, Maipú, La Florida, La Pintana y Temuco fueron las cinco comunas más beneficiadas por el mecanismo.

fdi, contribuciones, 2018, chile, comunas, valor

Fuente: Diario Financiero