Desembarco de firmas internacionales trae a Chile la guerra de la mueblería rápida

 

El retail chileno se ha acostumbrado durante los últimos meses a los rumores y anuncios de la llegada de importantes nombres extranjeros, especialmente en el rubro de los muebles y la decoración.

Si la primera gran noticia fue el desembarco de Ikea, la gigante de muebles sueca, que arribará el próximo año de la mano de Falabella a Chile, Perú y Colombia con la apertura de nueve tiendas en los próximos diez años, ahora otra firma internacional se suma a la arremetida dentro de este sector. Esta semana, la también sueca H&M anuncio que inaugurará el próximo 30 de agosto su nueva tienda en el Mall Marina Arauco de Viña del Mar, la que incluirá por primera vez dentro de sus 2.700 m2 su marca H&M Home, destinada a los productos para el hogar.

Pero aunque la llegada de ambas firmas resulta beneficiosa para los consumidores a causa de la mayor oferta dentro del país, la noticia de más competencia no cae de la misma forma entre los participantes de la industria.

Esto, debido a la experiencia internacional, donde grandes fabricantes de muebles, pequeñas tiendas de diseño y tiendas departamentales se han visto forzadas a adaptarse a nuevas lógicas dentro de un negocio que ha permanecido sin grandes cambios en los últimos años y que ahora se ve enfrentado a la lógica del “fast-furniture” (mueblería rápida).Tal como ocurre en la industria del vestuario, este tipo de tiendas han provocado que sus clientes busquen la constante renovación de sus espacios, gracias a los atractivos precios y menores tiempos de entrega, los que han dinamizado el sector y terminado con la idea de comprar un mueble “para toda la vida”.

 

Fuente: El Mercurio