El mejor momento para tomar un crédito hipotecario

 

Hace 14 meses que el Consejo del Banco Central tiene estancada la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 2,5% nominal anual y eso ha incidido en que los costos de los créditos, especialmente los de consumo, estén en niveles históricamente bajos (ver gráfico).

En promedio, a julio, la tasa de interés promedio anual es de 20,98% en todos los créditos de consumo: se incorporan en este cálculo el promedio de las tarjetas de crédito y de los sobregiros asociados a las cuentas corrientes, que tienen costos en cuotas mucho más altos que los créditos de consumo. De hecho, la tasa anual promedio de estos últimos sólo llega a 13,19% según el Banco Central.

La pregunta es cuándo se empieza a revertir este bajo nivel histórico de tasas y si es el momento de endeudarse si anda pensando en tomar un crédito de consumo. Uno de los motivos de por qué no ha subido la TPM, que rige el resto de las tasas, es que la inflación está bajo control, pero este miércoles el INE comunico alza de precios más alta de la esperada en julio, de 0,4% y llevó a la inflación en 12 meses a 2,7%. ¿Da para que el Banco Central responda con un alza de tasas?

Para Erik Haindl, economista de la Universidad Gabriela Mistral, la tasa se mantendrá estable hasta diciembre, o el primer trimestre del próximo año, por la inflación que está bajo el rango meta de 3% que le pone ojo el instituto emisor. “Por eso, lo concreto es que los créditos de consumo desde el próximo año van a estar más caros”, comenta.

Benjamín Sierra, economista del Scotiabank, espera que recién en diciembre el Banco Central mueva la tasa hacia arriba y no antes porque, pese a que en julio se vieron presiones inflacionarias en precios críticos, como el de los combustibles, no hay certeza absoluta que la actividad económica se reaceleró. Asegura, entonces, que las llamadas tasas cortas, que son las que rigen los créditos de consumo, estarán estables hasta esa fecha y que después pueden subir moderadamente. Lo que sí, él espera que suban un poco, en uno o dos meses más, la de los créditos hipotecarios.

“Yo creo que en el tercer trimestre, las tasas largas (créditos hipotecarios) van a subir porque siempre tienden a anticipar los movimientos que hace el Banco Central”, asegura. Las tasas de los créditos hipotecarios también están en un rango históricamente bajo: 3,3% promedio anual en julio.

Alejandro Alarcón, economista de la U. de Chile, apuesta porque en el último trimestre de este año haya un movimiento de la TPM. “Pero van a ser alzas moderadas, así que no será un aumento importante en el costo de los créditos de consumo”.

Desde Banco Estado comentan que considerando las tasas bajas existentes, hoy es una buena oportunidad para tomar un crédito o bien para consolidar sus obligaciones financieras en una sola institución. Esto, especialmente si tiene copada la línea de sobregiro o la tarjeta de crédito, que a julio cobraban intereses anuales de 27,14% y 22,15% respectivamente. A todas luces es buen negocio pagar esa deuda con un crédito de consumo en cuotas, que en julio tenía un costo de  sólo 13,19% anual.

José Luis Ruiz, académico de Unegocios FEN U. de Chile, aconseja, eso sí, antes de tomar un crédito, comparar bien el CAE (Carga Anual Equivalente), que muestra el costo total del crédito incluyendo tasa, seguros y otras comisiones asociadas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: LUN