Inmobiliarias invertirían US$ 2.500 millones en 2018, aunque acusan trabas a proyectos

  

Dos ambientes opuestos enfrentan este año las inversiones inmobiliarias. El contexto positivo está relacionado con la fuerte demanda, de viviendas especialmente, y con las cifras económicas que se anticipan mejores a las de 2017. Pero la incertidumbre, afirman en el rubro, está vinculada a trabas para construir proyectos que surgen de restricciones municipales y de medidas de entidades estatales como el Consejo de Monumentos Nacionales y organismos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu).

En este escenario, la inversión inmobiliaria residencial y no habitacional que se materializará en Chile este año, bordeará los US$ 2.500 millones (US$ 2.467 millones), cifra levemente menor a la del ejercicio pasado. Esto, según estima la Corporación de Bienes de Capital (CBC) sobre la base de datos de su último catastro de iniciativas al tercer trimestre de 2017. En ese documento, la proyección para 2018 era originalmente de US$ 2.349 millones.

“De acuerdo con los últimos datos, se prevé para el cuarto trimestre de 2017 un ajuste al alza en las cifras inmobiliarias para este año, de aproximadamente 5% comparado con los cálculos de hace tres meses para 2018”, señala la CBC. Ese incremento se debe a que en los últimos meses ingresaron a su registro nuevas edificaciones residenciales, construcciones mixtas (oficinas y comercio) y hoteles, entre otros.

Al desmenuzar las inversiones a materializarse en 2018, cerca del 63% corresponde a iniciativas habitacionales, involucrando 14.125 departamentos y 12.891 casas. Otros 21% son planes “no habitacionales”, donde destacan oficinas, centros comerciales, establecimientos para la salud, hoteles y casinos. El porcentaje restante (16%) son desarrollos mixtos o edificaciones, que mezclan oficinas, comercio y hotel.

El peak de inversiones inmobiliarias ejecutadas en la última década se registró en 2015, con US$ 3.435 millones (ver gráfico en página B1), ya que las inmobiliarias adelantaron obras por el anuncio de implementación de IVA a la compra. Desde ese año y hasta 2017, los montos anuales desembolsados por el sector disminuyeron un 22%, afectados por la desaceleración de la economía, restricciones crediticias y la ya mencionada anticipación de iniciativas.

Las amenazas que advierten las empresas

El director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), Vicente Domínguez, comenta que en el negocio residencial la demanda ha estado fuerte en el último año y los meses para agotar stock -que reflejan la velocidad de venta- “están en cifras normales”. Por ello, estima que los planes en viviendas podrían mantener su ritmo o aumentar, especialmente si el crecimiento económico -que sería mayor al de 2017- logra impulsar aún más las ventas.

Pero Domínguez advierte que las situaciones que pueden mermar las decisiones de inversión del sector están ligadas a inseguridades que derivan de decisiones municipales que congelan las construcciones en algunas zonas. A ello se añaden medidas del Consejo de Monumentos Nacionales, como la declaración de zonas típicas en algunos barrios con potencial inmobiliario, y actuaciones de organismos del Minvu. En este último caso recuerda la incidencia de oficios de la Seremi Metropolitana de Vivienda y Urbanismo que frenaron varios proyectos en Estación Central.

Respecto de la anulación de permisos de construcción por parte de tribunales y su impacto en las inversiones, Domínguez sostiene que se trata de situaciones puntuales sin, hasta ahora, una incidencia mayor.

Principales proyectos para 2018

Entre las iniciativas más relevantes que materializarán parte de sus inversiones durante 2018, la CBC menciona a cuatro proyectos en la Región Metropolitana. Uno de ellos es Parque Cousiño Macul, en la comuna de Peñalolén, obra residencial que tiene un monto total de inversión -hasta el final de su desarrollo-, de US$ 973 millones. Actualmente, está ejecutando departamentos, dúplex y townhouses , indicó la Corporación.

Otro de los proyectos de mayor incidencia es la ampliación del mall Parque Arauco Kennedy, iniciativa de US$ 211 millones y que está en obra gruesa. Asimismo, está la construcción de condominios en Piedra Roja, comuna de Colina. Según la CBC, esta obra considera un monto total de inversión durante su desarrollo de US$ 2.300 millones. El cuarto proyecto que se destaca es el de oficinas Territoria Apoquindo, en Las Condes, de US$ 240 millones y que está en fases iniciales de edificación.

 

 

Fuente: El Mercurio