La nueva vida de los barrios históricos fuera de Santiago

 

La vida del Barrio Baquedano después del terremoto y tsunami de 2015

El Barrio Baquedano de Coquimbo fue uno de los más afectados por el terremoto y tsunami de 2015, por lo que su revitalización cobra un especial sentido. Y es que se trata de unas 122 familias que decidieron quedarse en este lugar tras la tragedia, debido a su fuerte lazo afectivo con este lugar. El proyecto incluye una mesa de trabajo y coordinación, que se encarga de definir y estudiar los últimos detalles de la estrategia habitacional y de recuperación urbana para el sector.

Además, la iniciativa se plegará a la estrategia del Programa de Protección del Patrimonio Familiar (PPPF), el que busca la rehabilitación de viviendas existentes, mejorando su habitabilidad y seguridad, con el fin de promover el arraigo residencial en el territorio. “Este proyecto lo haremos con herramientas multisectoriales, pero también con el apoyo de experiencias internacionales”, destaca Paz Serra, jefa de la División de Desarrollo Urbano del Minvu.

24 hectáreas en la Estación de Antofagasta

El proyecto consiste en la intervención de las 24 hectáreas que componen el casco histórico de esta capital regional. La puesta en valor del Barrio Estación de Antofagasta busca integrar diversas intervenciones urbanas, rescatando aspectos culturales y patrimoniales, mientras que incentiva la vinculación con los sectores comerciales y residenciales de esta urbe. Para lograr este objetivo, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) creará el Comité Ejecutivo Barrial, presidido por esta entidad, que tendrá como función principal entregar los lineamientos generales y estrategias para esta regeneración.

“La firma del convenio es el hito con el que iniciamos esta ambiciosa iniciativa, que busca rescatar barrios centrales que poseen muy buenos atributos, como conectividad y servicios, pero que hoy presentan diversas carencias y deterioros urbanos que hacen que las personas los abandonen o que no sea atractivo vivir en estos lugares”, destaca Cristián Monckeberg, ministro de Vivienda y Urbanismo.

La recuperación de El Almendral en Valparaíso

Se trata de uno de los lugares más antiguos y pintorescos de Valparaíso. En 1971, la Iglesia La Matriz fue catalogada como monumento histórico. Esto provocó que el espacio comprendido entre las calles Almirante Riveros, Severín y Santo Domingo, también se declarara como un área de conservación. Ubicado en el plan de Valparaíso, a partir del siglo XVIII, El Almendral se instauró en sus inicios como barrio residencial de paso, fuertemente ligado a la actividad portuaria.

Luego, en el siglo XIX, se le incorporó un trazado regular, consolidándose como un barrio residencial de moda para las familias adineradas. Hoy, este lugar se destaca por una elevada riqueza patrimonial en sus construcciones, además cuenta comercio y equipamientos establecidos, y una buena conectividad. Su principal problema es el índice de allegamiento, pues el 14% de los hogares que se encuentran bajo esa situación están en este lugar. Es por este motivo que el plan del Minvu incluye una estrategia habitacional, además de un fuerte plan de rehabilitación urbana.

Barrio General Lagos y su nuevo plan maestro

El Barrio General Lagos se encuentra en el centro de Valdivia, una ciudad que cuenta con una fuerte influencia europea, algo que queda en evidencia en su histórica infraestructura, y que el Ministerio de Vivienda y Urbanismo busca rescatar y revitalizar con el programa “Regeneración de Barrios Históricos”. Al igual que en los demás barrios, se desarrollará un plan maestro para orientar las intervenciones e inversiones en el sector. Además, esta cartera trabajará en conjunto con el Ministerio de Economía, para el desarrollo del potencial comercial de estos lugares, y con la cartera de las

Culturas, las Artes y el Patrimonio, quien apoyará con la puesta en valor de estos reconocidos sectores urbanos. El objetivo de este convenio es la integración de iniciativas de inversión pública y privada enfocadas en la atracción de nueva población y la renovación del entorno urbano y comercial en deterioro, respetando la cadena de valor del patrimonio.

El centro de Talca: para no envidiar a París o a Londres

La ciudad que fue testigo de la redacción y firma del Acta de la Independencia el 2 de febrero de 1818, por parte del Libertador Bernardo O’Higgins, posee otro de los sectores seleccionados por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo para iniciar el proyecto “Regeneración de Barrios Históricos”. Se trata de Talca Centro. Este lugar se destaca por su infraestructura de carácter patrimonial, con una fuerte influencia europea. Al igual que las demás localidades, el sector será objeto de un completo plan que mejorará la infraestructura vial de la zona, considerando criterios como la accesibilidad universal. Además, se llevará a cabo una política que busca potenciar la instalación de luminarias para cambiarle el rostro al lugar. Pero eso no es todo, pues también se desarrollarán nuevas áreas verdes para el uso de los residentes y se intervendrán espacios con el programa Quiero Mi Barrio.

 

Fuente: Pulso La Tercera