Ñuñoa: cambio de plan regulador solo permitirá edificios de hasta 15 pisos

 

Hasta el 16 de agosto estará a disposición de los residentes de Ñuñoa la propuesta de modificación N° 18 al plano regulador comunal, en el hall central del edificio consistorial de la municipalidad. De ser aprobada, quedarán eliminadas las zonas de construcción de altura libre, siendo limitadas a un máximo de tres a 15 pisos, según el sector.

La disminución comenzó el año pasado, con las modificaciones 15 y 16 del instrumento territorial. La 17 se aplicó para proteger barrios patrimoniales.

Actualmente, el 21% de la superficie comunal no tiene restricción de altura. Eso permite que Ñuñoa tenga edificios de hasta 34 pisos. El resto tiene límites que van desde los tres a los 14 niveles, según el barrio.

La propuesta abarca casi el 28% del territorio, siendo la segunda mayor intervención de ordenamiento en la comuna.

“Lo que salió ahora sí nos parece bien. Es un tema que estamos conversando hace más de dos años con la municipalidad. Una vez que esté aprobado esto, porque el proceso está recién iniciándose, quedaría toda la comuna con limitación de altura”, señala el presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Ñuñoa, Alejandro Jiménez.

En todo caso, precisa que la modificación no es retroactiva respecto de los anteproyectos ingresados en la municipalidad y que superen la cantidad de pisos.

“La ley indica que todos los anteproyectos que hayan sido ingresados antes de la fecha del congelamiento (de permisos de edificación) se rigen por las alturas que ya estaban definidas”, precisa Jiménez.

La municipalidad ya solicitó a la Seremi de Vivienda el congelamiento de las alturas, mientras se tramita la modificación.

Actualmente, los permisos aprobados para proyectos sobre 30 pisos son tres: Vicuña Mackenna 1048, al llegar a General Bustamante; General Bustamante 782, al llegar a Irarrázaval; e Irarrázaval casi esquina Marchant Pereira.

También hay otros tres anteproyectos sobre 30 pisos, para siete edificios. “No necesariamente terminan en permisos de edificación”, señalaron en la municipalidad.

De aprobarse esta última modificación, las alturas serán de tres pisos en barrios interiores; cinco y siete en algunos sectores intermedios; diez en sectores de los bordes de, por ejemplo, José Pedro Alessandri y Pedro de Valdivia, y 15 pisos en bordes de las avenidas Irarrázaval y Vicuña Mackenna.

“Así no quedarán zonas sin limitación de altura, densidad y constructibilidad”, dice el municipio.

Barrio Suárez Mujica

En el barrio Suárez Mujica, donde ha habido protestas de los residentes por demoliciones de casas antiguas para construir edificios, la propuesta aún requiere de modificaciones, según los vecinos.

“El borde de Pedro de Valdivia, entre Irarrázaval y Grecia, lo están dejando con 10 pisos de altura. Están perjudicando a una serie de casas que están en ese borde y debería quedar en tres pisos”, afirma el integrante del equipo técnico del barrio Suárez Mujica, Andrés Morales.

El nuevo ordenamiento también impulsa la construcción de viviendas sociales y se espera que se pueda utilizar el modelo integrado, en que conviven inmuebles para sectores medios y sectores vulnerables.

 

Fuente: El Mercurio