Precio promedio de venta de viviendas cierra 2017 a la baja por expansión de oferta de menor superficie

 

El peso que están ganando de forma paulatina las viviendas de menor superficie, acompañado las transformaciones que experimenta la sociedad, están derivando en valores de venta por unidad que ya completan cuatro trimestres consecutivos a la baja, según un reporte elaborado por Colliers.

Este indicador promedio en el Gran Santiago cerró en UF 3.862, un retroceso de 5% frente al tercer trimestre de 2017, lo que a juicio de la consultora estaría directamente relacionado con el aumento de stock de propiedades en los rangos de precios inferiores y de menores superficies.

Mientras, el precio por metro cuadrado promedio de las viviendas comercializables nuevas también presentó una baja de 2,8% en comparación al trimestre anterior, alcanzando 56,6 UF/m2, principalmente explicado por menores participaciones en la oferta nueva de comunas como Providencia y Las Condes, las de mayor valor.

Según explica la subgerente de Estudios de Colliers International, Soledad Silva, este fenómeno no muestra necesariamente una disminución en los precios, sino un tránsito del mercado hacia sectores con precios menores. “Cuando cae este promedio, lo que estamos diciendo es que las comunas más caras están teniendo menor participación en las ventas”, dijo.

En efecto, las dependencias bajo 50 m2 siguen aumentando su participación en el mercado, alcanzando un 52% de la oferta. En este rango de superficie, el stock de departamentos creció 9,8% al cierre del cuarto trimestre de 2017, siguiendo la línea de la medición anterior, en la cual ya había aumentado un 6,6%. Además, si a eso se suma el segmento entre 50 y 70 m2, ya representa el 82% del mercado.

“Hay una tendencia general de achicar la superficie. Hay mucha demanda de gente soltera, amigos, estudiantes, que antes no compraban y ahora se ha venido dando la compra. Hay inversionistas que están adquiriendo con este fin y prácticamente las casas, los departamentos grandes –excepto en el sector oriente- ya no se dan. El promedio familiar de hijos ha disminuido”, dicen en Colliers.

En cuanto a la oferta de viviendas nuevas, se incrementó en 12% el stock disponible, equivalente a unas 4 mil unidades, por la incorporación de nuevos proyectos de departamentos en los rangos de precios de 1.000 y 2.000 UF; y 2.000 y 3.000 UF.

¿Cuál es el panorama en las comunas? Como ha sido la consigna, nuevamente San Miguel lidera en participación de mercado, pero disminuyó respecto al trimestre anterior al transitar de 18% a un 16,6%.

A la hora de ver la venta de viviendas nuevas (principalmente promesas), estas presentaron una baja importante respecto al tercer trimestre 2017.

En 2016 se vendieron 30 mil unidades versus 29.300 que se comercializaron en 2017. Así, en términos anuales, la venta estuvo en línea año contra año, con una baja de 2,3%. Silva explica que esto se debe a la “situación económica, sumado a que el 2016 todavía tiene rezago de las unidades con efecto de IVA a la vivienda”.

En materia de ventas, San Miguel también lideró, y se sumó Santiago, donde se erigieron como protagonistas en las ventas de departamentos con 18% y 14%, respectivamente.

¿Qué depara al sector en 2018? La consultora señala en su informe que la optimista proyección del PIB para este año por parte del Banco Central y el interés de inmobiliarias por adquirir terrenos para desarrollar proyectos residenciales, serían “indicios claros” para esperar que continúe el alto dinamismo del mercado residencial mostrado hasta ahora con ingresos de una mayor proporción de proyectos residenciales en altura.

En cuanto a las ventas, dicen esperar que para este año se mantengan estables con respecto a lo que fue el año pasado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Diario Financiero