Tasas de créditos hipotecarios suman cuatro meses al alza, pero en 2017 llegaron a su menor nivel en 15 años

  

Los créditos hipotecarios impulsaron la actividad de la banca el año pasado, siendo las colocaciones que más crecieron.

Los clientes que solicitaron préstamos para comprar viviendas aprovecharon el momento de tasas históricamente bajas, lo que incentivó a algunas personas a renegociar sus créditos hipotecarios con sus bancos para acceder a tasas menores a las que obtuvieron el año en que pidieron el financiamiento.

Durante 2017, en promedio, las tasas de créditos para vivienda llegaron a 3,37%, según datos del Banco Central. Esto implica que alcanzaron su menor nivel desde al menos 15 años.

Si bien el año pasado se exhibió en agosto la cifra más baja (3,19%) desde que hay registro (2002), en los últimos cuatro meses del año el panorama comenzó a cambiar. De hecho, desde septiembre, las tasas de préstamos para la vivienda -si bien siguen en niveles históricamente bajos- acumulan cuatro registros consecutivos al alza, llegando en diciembre a 3,48%, por sobre el promedio del año.

El gerente general de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif), Ricardo Matte, explicó que “en lo más reciente, las tasas hipotecarias se han ajustado marginalmente, siguiendo la evolución del costo de financiamiento de largo plazo”. Con todo, el ejecutivo del gremio aseguró que “no obstante, a pesar de estos leves ajustes, las tasas de interés hipotecarias continúan en niveles históricamente bajos”.

Para Matte, la razón de las bajas tasas que se registraron en 2017 son “resultado de que el costo de financiamiento de largo plazo de los bancos se mantuvo en niveles muy bajos”. Así, afirmó que la banca traspasó a sus clientes las favorables condiciones financieras de largo plazo existentes en los mercados internacionales y en el nacional.
Alejandro Alarcón, economista y ex gerente general de la Abif, manifestó que “las tasas de interés probablemente sean las más bajas en la historia del país. La mala situación económica del país llevó a que no hubiera interés por este tipo de créditos, menor intención a endeudarse”.

Sin embargo, Alarcón aseguró que las perspectivas para este año son más auspiciosas. “Es natural que frente a la recuperación de la economía y frente a la mejor expectativa y más confianza, los créditos hipotecarios empiezan a subir con más rapidez”, dijo.

Respecto de si es buen momento para renegociar, sostuvo que probablemente las tasas comenzarán a subir en los próximos meses, por lo que es un buen momento para hacerlo. Matte, en tanto, señaló que esa es una decisión que debe evaluar cada cliente y que en ella influyen numerosas variables como precio, renta del cliente, tasa de interés, plazo del crédito, entre otras.

 

Fuente: El Mercurio