La Florida limitará altura libre en zona céntrica, pero no congelará permisos

fdi, melipilla, metrotren, plusvalía, terreno

A más de 10 años de que se ingresara la última modificación al plan regulador comunal, ahora La Florida busca limitar la altura libre que rige en la zona céntrica, aumentar las áreas verdes y eliminar la fachada continua.

“Hoy día La Florida no es la misma que hace 10 años. Es una comuna que cuenta con un centro comercial muy potente y una estructura urbana enorme que atiende a dos millones de personas. El último gran cambio que tuvo nuestro plan regulador fue hace más de una década y tuvo cosas buenas y otras no tan buenas. Se dejó la zona céntrica con altura libre, que realmente no funcionó como se esperaba y se dejaron fachadas continuas que tampoco funcionaron”, explicó el alcalde de la comuna, Rodolfo Carter.

Para llevar a cabo estos cambios tiene contemplado iniciar un proceso de consulta a los vecinos que partirá en marzo y se extenderá por un año.

Por ello es que aún no se tiene claridad del límite de pisos que tendrá la construcción en altura, pero el edil señala que construcciones de más de 20 niveles no le parecen razonables.

La idea preliminar es que en algunas zonas más altas, como el paradero 14 de la Gran Avenida, exista una altura de hasta 20 pisos; posterior a eso, se defina una segunda franja de edificios de entre 14 a 10 niveles, y de manera gradual vaya disminuyendo la altura, hasta llegar a zonas residenciales que cuenten con edificios de no más de cuatro pisos.

“Queremos tomar decisiones inteligentes en las zonas de mayor tránsito y donde hay estaciones de Metro. Eso es fundamental porque La Florida tiene un nivel de conectividad muy importante que va a aumentar ahora dentro de poco, cuando se empiece a construir la nueva línea 8 de Metro”, dice.

Proteger la inversión

A diferencia de lo que ha ocurrido en otras comunas de la capital, como Providencia -que el año pasado congeló ciertas zonas de la comuna para hacer cambios al comercio-, Carter dice que no se aplicará el congelamiento de permisos de edificación mientras se realiza el proceso de consulta.

El jefe comunal argumenta que “el congelamiento es una herramienta de emergencia para situaciones críticas. Si se usa en forma irresponsable o arbitraria, lo que genera es desconfianza e inestabilidad en la inversión. Y nosotros queremos seguir siendo un centro de inversión en materia inmobiliaria”.

Agrega que la negativa a la densificación solo trae consigo falta de viviendas, lo que en una comuna de clase media como La Florida sería crítico, pues es el segmento que más se ve afectado por el encarecimiento del suelo. “Muchas familias de clase media no tienen acceso a su vivienda y terminan convertidos en arrendatarios”, enfatiza.

Una comuna que progresivamente se ha convertido en un polo de atracción

En los últimos años, La Florida ha mostrado un notable desarrollo inmobiliario. Según datos de la consultora Colliers, actualmente hay 33 proyectos en venta, con un stock total de 1.500 unidades.

Pero eso no es todo, ya que el consultor del área de brokerage de Colliers, Reinaldo Gleisner, dice que la comuna “tiene un gran potencial para seguir creciendo”.

Atributos como una alta conectividad vial y de transporte público, así como una variada gama de servicios, la han convertido progresivamente en una comuna sumamente atractiva para los inversionistas que se enfocan en el segmento de clase media.

Esto ha llevado a la comuna a absorber la demanda proveniente de zonas aledañas como Ñuñoa, Santiago Centro y San Miguel.

Otro factor que ha influido en favor de la comuna es la decisión que se tomó unos años atrás de generar una zona de renovación urbana, “lo cual trajo como resultado mejoras en el espacio público, áreas verdes e iluminación”, dice la subgerente del área de estudios de Colliers, Soledad Silva.

Agrega que lo anterior se vio reflejado en el ranking de calidad de vida urbana, donde La Florida pasó del lugar 58 en 2017 al lugar 26 el año pasado.

 

Fuente: Diario Financiero