Créditos hipotecarios cursados cayeron 9% el primer cuatrimestre, pese a bajas tasas

Terra, Ñuñoa, fdi, edificio, departamentos duplex

Las tasas de interés para adquirir viviendas han venido decreciendo hasta sus mínimos históricos en lo que va del año. Sin embargo, el número de créditos hipotecarios ha disminuido.

Según la información publicada por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), a su último registro de abril se solicitaron 33.622 créditos hipotecarios no endosables. Se trata de 9% menos que en el mismo período de 2018.

En tanto, los montos prestados por los bancos crecieron 14,3% en el primer cuatrimestre del año, respecto a igual período de 2018.

De acuerdo a datos del regulador, la tasa promedio con que los bancos prestaron en abril fue de 3,22%, la más  baja en el historial iniciado en 2013. En este mes, la tasa más alta es la del Banco Falabella (3,8%) y la más baja del Santander con 2,72%, de acuerdo a la tasa promedio ponderada por el monto de las operaciones realizadas durante el mes.

El economista Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, explica que pese al bajo nivel de las tasas de interés, el número de operaciones ha caído, debido a que “las decisiones de las personas por comprarse una vivienda han estado más débiles”.

En tanto, señala que el hecho de que el monto que prestaron los bancos en 2019 sea mayor al de 2018 responde a diferentes factores, como la opción de prestar mayores montos por persona. “Debido a la débil economía, es probable que los bancos sea selectivos y presten a quienes tengan mayor capacidad de pago”, dice Rojas.

También señala que es posible que las entidades financieras estén prestando por el 90% del valor de la vivienda y no por el 80%, como como en 2018.

Para el economista, la baja de la Tasa de Política Monetaria anunciada por el Banco Central -de 3% a 2,5%- busca incentivar las decisiones de consumo e inversión, lo que podría incidir en los créditos hipotecarios. Sin embargo, advierte que el impacto que esto pueda generar en una mayor demanda va a depender del ambiente de inversión que haya, de que las personas tengan una fuente laboral, de los contextos de decisiones a nivel político y del contexto internacional.

Alejandro Alarcón, economista de la Universidad de Chile y ex gerente general de la Abiof, sostiene que la baja adquisición de créditos responde a que las expectativas económicas no son buenas.

“En la medida en que la economía puede recuperarse, efectivamente se van a otorgar más créditos hipotecarios, pero ahora el mercado laboral ha estado débil”, dice Alarcón, quien cree que la tasa de los créditos seguirá bajando.

José Bores, socio de Financial Advisory de Deloitte, coincide con Alarcón y dice que conforme los bancos vayan accediendo a fondos más baratos, bajará su costo de fondo y con ello podrán ofrecer créditos más baratos.

“En este sentido, los créditos hipotecarios podrían seguir bajando si el Banco Central continúa reduciendo o mantiene las tasas en estos niveles por mucho tiempo, siempre y cuando se mantenga el mismo apetito y ambiente competitivo por otorgar estos créditos”, comenta Bores.

 

Fuente: El Mercurio