España: Los compradores potenciales de casa, cada vez con menos ahorros para dar el paso

fdi, melipilla, metrotren, plusvalía, terreno

El perfil de los potenciales compradores de vivienda se mantiene relativamente estable desde hace tres años, pero cada vez son menos los que tienen ahorros suficientes para dar ese paso. Según una encuesta entre los asistentes al último Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), un 27,8% de los participantes declaró que necesitaría un crédito por más del 80% del valor de la vivienda (el tope que habitualmente ponen los bancos) para poder comprarse una casa. Ese porcentaje es más de tres puntos superior al del año pasado (24,4%) y más de diez puntos superior al de 2015 (16,2%).

Mientras, el porcentaje de los compradores más jóvenes (de 25 a 35 años) no deja de reducirse, aunque parece que se ha estabilizado en torno a un tercio del total en los últimos tres años. En la última edición de SIMA ese segmento del mercado representó un 32,5% del total, muy similar al 33,3% y 33,5% que marcó en los dos años anteriores.

Por primera vez, la encuesta que recoge las opiniones de los visitantes a la feria inmobiliaria señala que la principal motivación para comprar casa es cambiar del arriendo a la propiedad. Esa fue la respuesta que dieron un 34,7% de los encuestados, frente a un 32,2% que señalaron que lo hacían para mejorar sus viviendas actuales. A la vez, crece significativamente respecto a los años previos el porcentaje de personas que declaran buscar casa para formar un nuevo hogar (20,7%). Si se suma estos últimos con quienes quieren pasar de arriendo a compra, supone un 55,4% de los encuestados. Es el porcentaje más alto desde 2015, cuando comenzó a elaborarse el estudio, y apunta a que la vivienda de reposición, uno de los motores del mercado en los últimos años, comienza a declinar.

Menos esfuerzo financiero

El hecho de que haya más gente buscando su primera vivienda en propiedad es consistente con el hecho de que se necesite un mayor porcentaje de financiación hipotecaria. Sin embargo, en la encuesta eso no encuentra correlación con el porcentaje de ingresos familiares que los potenciales compradores creen que deberán dedicar a la hipoteca. Un 39,3% (3,2 puntos más que el año pasado) cree que no le supondría destinar más del 30% de sus ingresos al dividendo, el límite de esfuerzo financiero que en general se considera razonable. Por encima de ese límite, descienden tanto los que creen que deberían destinar entre un 30% y un 50% de sus ingresos a pagar el préstamo (el 53,5% de los encuestados, 2,4 puntos menos que en 2018), como el de quienes confiesan que deberían destinar más de la mitad de sus ingresos (un 7,2%, frente a un 8% en 2018).

El estudio “El perfil del comprador de vivienda 2019” se elaboró a partir de 772 encuestas presenciales y en línea entre asistentes a la última edición de SIMA mayores de 25 años. El 95% de los encuestados vive en la Comunidad de Madrid.

 

Fuente: El País