Portabilidad financiera bajará los costos de renegociación de créditos hipotecarios

fdi, mercado inmobiliario, internacional, francia, paría, precios, viviendas

De conocimiento público es que las tasas de interés se encuentran históricamente bajas, permitiendo que muchas más personas puedan acceder a renegociar, por ejemplo, un crédito hipotecario, bajando la cuota o los años que restan por pagar. Para facilitar dicho proceso se encuentra en trámite en el Parlamento el proyecto de ley de Portabilidad Financiera, que fue aprobado en la Cámara casi por unanimidad.

En la práctica, la portabilidad financiera permitirá a personas naturales tomar su crédito de consumo o hipotecario, contratado con una institución bancaria o financiera, y llevarselo a otra sin tener que pagar los altos costos de renegociación ni amarrarse a contratar productos asociados, como cuentas corrientes.

Funciona de forma similar a la portabilidad numérica con los celulares. “La portabilidad financiera otorga el derecho a escoger la institución financiera que le ofresca las mejores tasas y costos de un producto financiero. Este proyecto permitirá mayor competencia en el mercado”, señala el subsecretario de Haciendo, Francisco Moreno.

15,4 UF de ahorro

Acá un ejemplo. Según datos proporcionados por el ministerio de Hacienda, de cotizaciones a créditos hipotecarios hechos por la consultora CEOP Consulting, el ahorro en la re negociación de un crédito hipotecario de 1.033 UF es de 15,4 UF en promedio.

Esto porque los trámites requeridos a la hora de renegociar un crédito hipotecario son: certificado de sueldo, solicitud de re financiamiento, acreedor realiza estudio de títulos y tasación, acreedor realizaa borradores de escritura, carta de resguardo, firma de escritura, inscripción ante el Conservador de Bienes Raíces, más la comisión de prepago.

El subsecretario Moreno explica que el proyecto abarca todo tipo de productos financieros, incluyendo cuentas corrientes, líneas de crédito, tarjetas de crédito, créditos hipotecarios y de consumo y otros. Asimismo, los proveedores pueden ser, no sólo bancos, sino también compañías de seguro, agentes administradores de mutuos hipotecarios , cajas de compensación y otras entidades fiscalizadas por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

El proyecto ahora pasa al Senado, donde se proyecta que se despache la ley antes de fin de año.

Fuente: LUN

Leave a Reply