B. Central mantuvo la tasa en 1,75% y prevé no moverla

fdi, mercado inmobiliario, alza, precios

El Consejo del Banco Central decidió ayer mantener en 1,75% la tasa de interés de política monetaria (TPM) y prevé que seguirá en ese nivel durante los próximos meses. Ello, “en concordancia con el logro de la meta de inflación, y en un contexto de mayor impulso fiscal e intervención cambiaria”, indicó en su comunicado.

Si bien el acuerdo no sorprendió al mercado, no se descartaba la posibilidad de un nuevo recorte debido a la fuerte desaceleración de la economía y la ampliación de la brecha entre el crecimiento efectivo del PIB y el potencial.

Analistas coinciden en que la autoridad monetaria optó por asegurar el éxito de la intervención cambiaria y dejar en manos del gasto más expansivo de la política fiscal el mayor impulso que requiere la economía.

En sus consideraciones, el Consejo hizo referencia a la crisis social, que ha generado significativos cambios en diversos ámbitos de la economía y los mercados financieros, dando paso a un aumento de la incertidumbre. Ello ha repercutido en una mayor percepción de riesgo país, deterior de los indicadores bursátiles e incrementos en las tasas de renta fija, entre otros. Ante esta situación, el banco adoptó una serie de medidas, entre ellas, la intervención cambiaria e inyección de liquidez en los mercados para mitigar la volatibilidad.

También apuntó al negativo efecto en la actividad y la demanda, el deterioro en las expectativas de crecimiento para este año y el próximo, la caída en la confianza de de hogares y empresas, y al deterioro del empleo.

Evaluación de expertos

“El Banco Central decidió no poner en riesgo su importante programa de intervención cambiaria. No obstante que puso una pausa para los meses siguientes, creemos que en un horizonte cercano llevará adelante nuevos recortes”, dice el economista Antonio Moncado, del BCI. Vislumbra una reducción de la TPM a mediados de 2020.

La apuesta del economista Felipe Alarcón de EuroAmerica, es que la TPM se mantendrá en 1,75% por mucho tiempo, anticipando un bajo crecimiento y más inflación. Piensa que el alza en la tasa rectora no va a depender de si se da o no un escenario de alza de la inflación por mayores costos y tipo de cambio.

Dado que la TPM acumula una reducción de 125 puntos base desde junio, Banco Santander estima que no habrá reducciones adicionales mientras perdure la intervención del tipo de cambio. “Sin embargo, si luego de este proceso -que acaba en mayo- las holguras se mantienen abiertas, un mayor impulso monetario podría ser necesario”, señala en su reporte.

Para Scotiabank, el escenario más probable es que la inflación anual alcance un peak de 3,5% en marzo y descienda gradualmente a 3% al finalizar el año. Su escenario base considera un crecimiento del PIB en torno a 1% este año y 1,4% en 2020, sin mayores depreciaciones del peso, sino leves correciones del desalineamiento cambiario. Estima que esto llevaría a un recorte de la TPM entre 50 y 75 puntos base, haciéndose cargo de las significativas brechas de capacidad.

Fuente: El Mercurio

Leave a Reply