fdi, bancos, tasas de interés, mercado inmobiliario, refinanciamiento

Un momento complejo está enfrentando el sector de la construcción a raíz de los efectos del estallido social y la violencia que se ha generado en ese contexto.

Una encuesta realizada por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) a 360 socios -299 empresas y 61 personas naturales- reveló que casi el 94% de estos admite impactos directos por la crisis social. Esto se ha reflejado en el menor tiempo de trabajo efectivo, el estado de ánimo de los trabajadores , lo que ha repercutido en la productividad.

De todos modos, el presidente de la CChC, Patricio Donoso, destaca el compromiso de los equipos, que pese a los problemas para desplazarse, han tenido altos porcentajes de asistencia.

Uno de los datos preocupantes para el rubro que aparece en la encuesta, es que el 74% -siete de cada 10- de las compañías reconoce que sus ventas han caído en el período evaluado en la consulta, que va del 18 de octubre al 22 de noviembre pasado.

“En nuestro industria, el movimiento mensual es mucho de flujos. No lograr el avance esperado puede impactar rápidamente en el funcionamiento económico de las empresas. El no estar generando las ventas es una señal importante a considerar”, explica Donoso.

A la vez, el 34% de las firmas señala que ha tenido que reducir su planilla de trabajadores en esta época, mientras que casi el 36% declara que le han cancelado contratos para ejecutar proyectos o prestar servicios en el corto plazo. Esto ha afectado la reposición de obras, impidiendo, por ejemplo, que cuadrillas que trabajan en obras gruesa se desplacen a otras construcciones para empezar nuevas faenas.

“Como no hay una reposición de obras, un porcentaje de trabajadores que va terminando sus funciones no tiene donde continuar”, recalca. En este escenario, casi 43% de las empresas anticipa que seguirá disminuyendo la cantidad de trabajares en sus planillas.

Patricio Donoso explica que el sector de la construcción “depende de las expectativas del consumidor y del inversionista, porque somos consecuencia de la decisión de otras actividades. Podemos hacer esfuerzos para mantener equipos en la medida en que tengamos trabajo. Si no hay trabajo, no hay capacidad”.

La recuperación del sector, indica la CChC, dependerá “críticamente de la evolución que exhiba la inversión tanto privada como pública”.

Consultado respecto de si un mayor dinamismo de la industria de las concesiones de infraestructura podría reactivar al rubro, Donoso sostiene que “si no somos capaces de cerrar ciertos temas de fondo del país, cualquier medida sectorial no será suficiente”. Explica que se debe controlar la violencia y que el movimiento social se debe encauzar a través de canales institucionales, que permitan crear confianzas para avanzar en soluciones y “generar ciertos espacios de certidumbre”. Agrega que “necesitamos un ambiente no de miedo, no de vandalización o violencia, sino uno en el cual se pueda construir sobre la base de acuerdos genuinos”.

Respecto de la discusión constitucional, que podría incluir el rol social de la vivienda, señala que más que estar precupados de un tema puntual, espera que el debate general se dé en un buen ambiente.

Fuente: El Mercurio

Leave a Reply