Prevén iniciar en 2020 complejo inmobiliario en Apoquindo, pese a escenario país

fdi, mercado inmobiliario, internacional, francia, paría, precios, viviendas

Los plazos de ejecución se mantienen inalterables. El grupo Urbana -que es considerado como uno de los mayores operadores institucionales de activos inmobiliarios del país, ligado a los hermanos Diego y Andrés Durruty- comenzaría durante 2020 la construcción de uno de sus proyectos más emblemáticos, el cual se emplazará donde actualmente está el colegio Adventista, en Luis Zegers con Avenida Apoquindo, en Las Condes.

Con un costo estimado en unos US$ 220 millones, la obra considera la construcción de dos torres de oficinas de 18 y 11 pisos y un tercer inmueble de 9 pisos, el que originalmente iba a ser destinado para un hotel. Sin embargo, este último será un edificio exclusivo para renta, en el segmento denominado multifamily.

El grupo espera tener el permiso de edificación antes de fin de año, así como lograr el visto bueno del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), con lo cual las obras partirían en marzo del próximo año. La construcción duraría aproximadamente 36 meses.

“Los tiempos de ejecución del proyecto estarán determinados por los procesos administrativos y evaluaciones. Nuestra intención es poder comenzar las obras durante 2020 y concluirlas el 2023”, dijo Diego Durruty, quien destacó: “En este proyecto pondremos en práctica la experiencia que hemos adquirido en otros países con situaciones sociales complejas. Esperamos poder ser un aporte a la economía a través de este desarrollo inmobiliario”.

Perfil del proyecto

Denominado Urbana Center, la iniciativa que desarrollarán los hermanos Durruty en Apoquindo se emplaza en un terreno de unos 7 mil metros cuadrados. La firma inmobiliaria llegó a un acuerdo de compra a fines de 2017 con la Corporación Iglesia de los Adventistas del Séptimo Día, en una operación valorada en un monto en torno a los US$ 50 millones.

La iniciativa contará con un supermercado, gimnasio, 775 estacionamientos para vehículos, un bike center que operará como un centro con servicios para ciclistas con 1.200 cupos, un bar/restaurante y un boulevard peatonal con restaurantes y locales comerciales.

El diseño es de la firma chilena Mobil Arquitectos y la estadounidense CallisonRTKL (CRTKL), quienes se lo adjudicaron un año atrás tras participar de un concurso que convocó a cuatro firmas internacionales.

“El proyecto se planteó con un diseño coherente y amigable con el entorno, donde las torres decrecen en altura a medida que se acercan hacia Nevería. Además, se incorpora la creación del boulevard o nueva plaza vecinal como componente fundamental en el diseño, con lo cual se busca potenciar mayores espacios y servicios a la comunidad”, dice la declaración de impacto ambiental.

Como parte de este proceso, a principios de este mes se emitió el Informe Consolidado de Solicitud de Aclaraciones, Rectificaciones y/o Ampliaciones, más conocido como Icsara. En éste, entre otras materias, se solicitó al privado adjuntar el proyecto de paisajismo y la superficie considerada para su implementación.

Fuente: DF

Leave a Reply