Proyectan reducción en tasas de créditos hipotecarios tras giro en bonos del Banco Central

“La codicia rompió el saco”, dice Andrés Navarro, un ingeniero comercial que no alcanzó a refinanciar su crédito hipotecario a las tasas de interés que deseaba. Desde agosto negociaba nuevas bajas en el costo de su préstamo con su ejecutiva, cuando el estallido social irrumpió. Sin haber firmado papel alguno, él y muchos propietarios que buscaban los mismo, solo pudieron mirar el drástico cambio de escenario. No obstante, podrían tener una segunda oportunidad.

Tras una decisiva intervención del Banco Central en el mercado cambiario y de renta fija, los costos del financiamiento han vuelto a bajar.

Las tasas de interés del bono del Banco Central en UF a 10 años (BCU 10), una referencia para el mercado de préstamos bancarios, volvió este martes a los niveles presentados antes del 18 de octubre: marcó 0,25% , un punto base por debajo del nivel en que se situaba aquel viernes y muy por debajo del 1,42% del 14 de noviembre pasado. Ayer cerró en 0,28%.

En este escenario, en el mercado creen que las tasas hipotecarias , que recogen con rezago lo ocurrido en el mercado de deuda, volverán a caer.

No obstante, advierten que los bancos tendrán más cautela a la hora de traspasar el menos costo de fondo a los clientes, dado el debilitado contexto económico.

“Tendría un impacto en tasas hipotecarias si los bonos se mantienen en estos niveles por un tiempo”, dice Antonio Moncado, economista de Bci. “El repunte en tasas era un fenómeno transitorio y que se debía más bien a condiciones de flujos más que a fundamentos”. Espera que la tasa del bono del Banco Central en UF a 10 años llegue a 0,05%.

El problema del spread

“Esto puede traducirse en menores tasas hipotecarias, porque el costo de los bancos cae”, dice Felipe Alarcón, economista de EuroAmérica. “Sin embargo, es difícil que volvamos a acercarnos a los mínimos anteriores, porque el spread, o el riesgo de la persona que pide el crédito, va a quedar alto, por el estado del empleo, de la economía, etc”, plantea.

Entre las tasas hipotecarias y el BCU 10 “normalmente hay una correlación”, dice Eduardo Orpis, gestor de renta fija en Gemines Consultores. “Pero en esta coyuntura, los bancos no van a estar dispuestos a tomar los mismos riesgos previos a las protestas. No creo que esta vez la correlación sea directa, porque hay otra variable que está en juego, que es el riesgo de la cartera”.

“¿Se sentirá la baja en los bonos del Banco Central en las tasas hipotecarias? Totalmente”, dice Milenko Mitrovic, gerente de Renta Fija en Octogone Chile, “Si volvemos a la normalidad con respecto a las tasas, el costo de los créditos hipotecarios también debiese a caer. Sin embargo, no creo que volvamos a ver el nivel de competencia que vimos por parte de los bancos hace unos meses atrás”, señala.

Aunque probablemente pactadas con antelación al estallido social, las tasas promedio de los créditos de vivienda tocaron un mínimo histórico de 1,91% la semana del 7 de noviembre, de acuerdo a datos del Banco Central. Tras ello, registraron un 2,03% en la semana de noviembre, bajando nuevamente al 1,96% en el período del 7 de diciembre; comenzaron el año en 3,27%.

“Hoy día están cerrándose en torno al 3%”, dice Felipe Alarcón, de EuroAmerica, refiriéndose al rezago con que se registren estas tasas. No espera que lo ocurrido con el BCU 10 este martes se refleje hasta al menos unas tres semanas más. “Con lo que está pasando debería empezar a normalizarse un poco más el mercado de bonos locales. No obstante, con una incertidumbre bien grande hacia adelante, porque de aquí a marzo-abril no se sabe qué va a pasar”, indica.

Fuente: El Mercurio

Leave a Reply