Índice global de precios de la vivienda registra la tasa de crecimiento más baja en seis años

Chile se ubica en el lugar número trece entre los países del mundo con más incremento en el precio de las viviendas en los últimos doces meses, según el Índice Global de Precios de la Vivienda de la consultora internacional Knight Frank correspondiente al tercer trimestre de 2019, y que incluye el análisis a las naciones más importantes del orbe.

El país registró una fuerte caída en el ranking, pues en el estudio correspondiente al segundo trimestre se ubicó como el séptimo país con mayores alzas en los precios.

Según el índice global, los precios de las viviendas en Chile crecieron 6,5% entre el tercer trimestre de 2018 e igual periodo de este año pasado. No obstante, al compararse el segundo cuarto de este año con el tercer trimestre, el alza fue de sólo 0,2%.

El enfriamiento de los valores se dio a nivel global, de hecho, el índice gobal de precios de la vivienda entre enero y septiembre registró la tasa de crecimiento más baja en seis años. Esto, debido a entornos económicos más débiles, preocupaciones por la asequibilidad y una disminución en el turismo.

El análisis de los últimos datos disponibles muestra que Hungría lidera el índice este trimestre con un crecimiento anual de los precios del 15,4%, impulsado por una economía sólida (4,9% del crecimiento del PIB previsto en 2019), bajas tasas hipotecarias, alto crecimiento salarial y una gama de subsidios gubernamentales. Siete de los diez primeros países en el ranking de este trimestre son países europeos y la mayoría se encuentran dentro de Europa Central y del Este. Aquí, los precios están subiendo desde una base baja, las economías se están fortaleciendo y los costos de endeudamiento están cerca de mínimos históricos.

Perspectivas

Antes de desatarse la crisis social el pasado 18 de octubre, se preveía que los precios de las viviendas se mantendrían al alza en el país, lo que se atribuía al aumento de los impuestos, las mayores exigencias desde el punto de vista constructivo, así como también a las restricciones a los planos reguladores. Además, se ponía de relieve la importante necesidad insatisfecha, con un déficit que bordearía las 740.000 viviendas, el que se está ampliando producto de la gran llegada de inmigrantes al país.

Sin embargo, producto de la crisis, se espera que los precios de las viviendas se enfríen, principalmente en las zonas más afectadas por barricadas y cortes de tránsito.

En la industria se destaca que los proyectos de desarrollo inmobiliario que partieron, siguen adelante, pero se están deteniendo las iniciativas que aún no se han iniciado. En particular, las obras que se proyectan por etapas. Con todo, en el sector se prevé una plusvalía en torno a cero en el cuarto trimestre del año.

En todo caso, se espera que, si se logra una buena implementación del paquete de medidas sociales anunciada por el gobierno, se podría experimentar un repunte en el incremento de los valores el próximo año.

Fuente: DF

Leave a Reply