Las nuevas “sugerencias” del gobierno regional metropolitano para visar proyectos inmobiliarios

El gobierno regional metropolitano ha incorporado una serie de nuevas “sugerencias” para dar su visto bueno a grandes proyectos inmobiliarios que deben pasar por el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA). La lista va desde la construcción de zonas de reciclaje, pasando por la plantación de árboles autóctonos, hasta la incorporación de sectores de carga para autos eléctricos.

Como parte de la evaluación del proyecto “Santa Úrsula” en La Cisterna, que considera 1.120 departamentos, distribuidos en 8 edificios de 14 pisos y que fue presentado a principios de año, el administrador regional del Gobierno Regional Metropolitano, Paul Krohmer, realizó una serie de observaciones a la Declaración de Impacto Ambiental. Primero, señaló que, producto de la escases del recurso hídrico en la región, la humectación como medida de abatimiento de emisiones atmosférica es excepcional y debe fundamentarse su elección por sobre otras medidas posibles.

Luego, explicó que el proyecto considera la construcción de 935 estacionamientos vehiculares, de los cuales 163 se ubicarán en superficie, lo cual –dijo- contribuye a la generación de islas de calor. Por esto, solicitó al titular de la obra aumentar la cantidad de especies arbóreas del proyecto, tendiendo a lo menos, a igualar la cantidad de árboles, a la cantidad de estacionamientos superficiales, priorizando la plantación de especies nativas, como por ejemplo Peumo, Quillay y Algarrobo, entre otros. Esto, por cuanto destacó que proporcionan una mayor contribución frente a contaminantes atmosféricos y que tienen menor requerimiento hídrico.

Además, solicitó “enfáticamente”, con el objetivo de incentivar el uso de energías limpias, suscribir como compromiso ambiental voluntario la incorporación de puntos de carga eléctrica en los estacionamientos para vehículos del proyecto, en un número sugerido no inferior al 0,5%.

Junto a esto, “sugirió” al titular de la obra evaluar adoptar un compromiso ambiental voluntario de instalar focos con tecnología fotovoltaica para iluminación en vía pública y en las áreas verdes del proyecto. “Accediendo a estas medidas, la relación con este objetivo estratégico podría calificarse como favorable”, dijo Krohmer.

Al analizar la DIA del proyecto “Las 12560” en Lo Barnechea, que considera ocho edificios, con un total de 489 departamentos, 108 oficinas y 10 locales comerciales, el administrador regional del Gobierno Regional Metropolitano también solicitó “enfáticamente” al titular suscribir un compromiso ambiental voluntario de construir un punto limpio en el proyecto, para realizar la separación de residuos sólidos inorgánicos, por ejemplo, papel, plástico y vidrio, en coordinación con la Seremi de Medio Ambiente y el municipio, posibilitando la gestión de retiro diferenciado.

“De esta manera, la relación del proyecto con este objetivo estratégico (promover un sistema de reciclaje y tratamiento de residuos sólidos) podría establecerse como favorable”, señaló Krohmer.

Para ambas obras sometidas a evaluación este año, la autoridad regional señaló que, atendiendo a la modificación de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones que fomenta el desarrollo de techos verdes que contemplen especies vegetales y/o paneles fotovoltaicos, solicitó a ambos titulares de las obras evaluar la incorporación de este tipo de tratamiento, considerando –dijo- los beneficios ambientales que presta al medio ambiente de la ciudad, relacionados con la captura de material particulado y la disminución de las islas de calor.

La autoridad regional también pidió, como parte de las obras de mejoramiento de espacio público de los proyectos, que sus titulares suscriban un compromiso ambiental voluntario para el soterramiento de redes eléctricas en el espacio público circundante a cada obra inmobiliaria.

Fuente: DF

Leave a Reply