¿Es un buen momento para comprar? ¿Por qué?

fdi, encuesta, felicidad, vivienda, mercado inmobiliario

Las opiniones respecto a si comprar ahora una vivienda nueva, en un par de meses o después de superada la crisis sanitaria, son divididas. Pero si en algo coinciden los expertos es que el mercado inmobiliario deberá recurrir a fuertes ajustes para poder sobrellevar la compleja situación: desde probables “ofertones”, hasta bajas efectivas en los precios de las viviendas.

“Las salas de venta prácticamente las están cerrando todas las inmobiliarias y si bien una persona generalmente vitrinea por internet, finalmente una vivienda no se compra por internet, entonces mientras dure la pandemia la gente no va a comprar. Entonces ¿qué viene ahora? El ajuste”, explica Montalva de Montalva Quindos.

Lo que va a pasar es que las inmobiliarias se van a quedar con stock, no tendrán a nadie que les compre y los bancos les seguirán cobrando intereses por el financiamiento del desarrollo del proyecto. Entonces, ante la presión, de aquí a unos dos meses van a empezar a bajar bruscamente los precios de los departamentos nuevos sobre todo”, proyecta el experto. Así, su análisis concluye con que “para aquel que tiene liquidez, el dinero ahora ahorrado, de aquí a unos tres meses creo que va a ser un muy buen minuto para aprovechar las tasas, la baja de precios y así poder invertir en vivienda”.

Por su parte, Varleta de GFK Adimark no ve que los precios caigan por ahora. “Si uno mira la oferta de producto terminar es súper baja y eso condiciona un poco si bajan o no los precios, porque hay menor oferta. Lo que sí creo, es que producto de esta menor demanda que vamos a tener, en los próximos meses vendrán ‘ofertones’: van a regalar el estacionamiento, o la bodega, o te van a ayudar con el pie, a hacer descuentos”.

“Tengo la sensación de que algo así debería ser tipo en septiembre, partiendo muy de la base de que todo depende de cuánto tiempo estemos con restricciones por el coronavirus”, agrega. De todas formas, opina que para aquel que tiene el dinero disponible para un pie en estos momentos, “sigue siendo una buena alternativa comprar ahora, porque las tasas siguen históricamente bajas. De hecho si alguien está con liquidez podría negociar precios”.

Gleisner de Colliers también ve posible que se recurra a los llamados “ofertones” por parte de las inmobiliarias para mantener un nivel de actividad de venta. Respecto a si es un buen momento para comprar, responde que “finalmente dependerá mucho de la situación personal de cada uno. Si la persona tiene el pie y tiene un crédito con una tasa razonable entre 3,5% y 4,5% y se ve seguro en su empleo, entonces es un buen momento”.

“Pero el que no tiene el dinero, el que no tiene el pie, ese crédito no es una buena oportunidad, ni se lo van a dar. Hoy los bancos están con una exigencia de pago al contado del 20%, que en tiempos complejos como estos puede exigir hasta 25%, entonces por el lado del crédito no veo posible el poder comprar”, expone.

Por último, el economista Alarcón opta por evitar la especulación y resalta que “podemos morir esperando que sigan bajando las tasas y que bajen los precios de las propiedades. Creo que al final lo que debe primar es pensar que estas son inversiones a más de 20 años y que sería muy raro que las viviendas sean más baratas de lo que están ahora. Entonces, pensando en ese ahorro futuro, ahora siempre es el mejor momento”.

Fuente: Emol.com

Leave a Reply