Crisis potenciaría mercado de arriendo de vivienda

La incertidumbre por la que atraviesa el país por la crisis sanitaria global podría tener un efecto directo en el mercado de las viviendas. De acuerdo a expertos inmobiliarios, en tiempos de crisis las personas tienden a postergar decisiones de compra de propiedades.

“Al no tener la seguridad de que se podrá mantener el nivel de ingresos, la opción de endeudarse pierde fuerza”, afirma Reinaldo Gleisner, consultor del Área de Brokerage de Colliers International.

Para la clasificadora ICR, la situación es clara: el sector inmobiliario en Chile mostró una contracción significativa luego del estallido social de octubre, lo que no logró recuperarse los meses siguientes.

Así, previo a la llegada del Coronavirus a Chile las promesas netas valorizadas disminuyeron 24,7% en enero de 2020, mientras que en unidades se redujeron 30%.

“Dado lo cauto que se encuentra el mercado por las incertidumbres presentes en nuestro país y en el mundo, no se espera una recuperación para 2020, sino que las disminuciones de promesas evidenciadas en el último trimestre de 2019 podrían replicarse durante este año”, prevé la agencia.

Humphreys coincide. Destaca que el sector inmobiliario se afectará por una fuerte disminución en las ventas y por un desfase en el inventario de viviendas terminadas (por interrupción en las obras). “Volviendo a una mayor normalidad, se espera que la velocidad de ventas pierda dinamismo producto de un mayor desempleo y mayores restricciones de los bancos para el otorgamiento de créditos para la adquisición de viviendas”, estima la clasificadora.

Dado este complejo contexto, se espera que las ventas de viviendas bajen y cobre fuerza el mercado de arriendos. Esta tendencia se comenzó a visualizar hacia fines del año pasado, producto del conflicto social, lo que quedó en evidencia en el último Informe Trimestral de Viviendas elaborado por el área de Research de Mercado Libre, el que señaló que las solicitudes para arrendar aumentaron en un 11% en el último cuarto del año frente al periodo anterior.

Esto ha potenciado el mercado de multifamily, con una tasa de vacancia que se ha mantenido en niveles entre el 2% y 3%, incluso con proyectos sin departamentos disponibles, producto de la gran demanda por arriendo.

No obstante, según la clasificadora ICR, si bien la renta residencial es resiliente, está expuesta a un deterioro en las condiciones del mercado laboral en el mediano plazo. “Por el lado de la renta residencial, si bien la exposición a actividades comerciales es muy baja, donde al igual que en edificios de oficinas, las plantas bajas se destinan a uso comercial, esperamos que una profundización y prolongación de la crisis pueda tener efectos negativos que se reflejen en aumentos en morosidad como consecuencia del deterioro en el mercado laboral”, dice la agencia.

Fuente: DF

Leave a Reply