Baja aprobación en créditos hipotecarios: personas entre 51 y 60 años tienen mayor rechazo

El estallido social de octubre pasado y ahora la pandemia mundial por el covid-19, han golpeado fuertemente al sector inmobiliario local. No sólo las bajas en las ventas -que este año caerían en torno al 30% a nivel nacional- indican el deterioro de este mercado. También se puede observar esto en la importante baja en aprobación de los créditos hipotecarios, situación que afecta con mayor intensidad a las personas de entre 51 y 60 años.

Así se desprende de un estudio realizado por el portal Enlace Inmobiliario, que analizó más de 51 mil solicitudes de preaprobaciones de financiamiento a diversos bancos para adquirir viviendas a través de plataformas web en todo Chile, relacionadas a cerca de 23 mil personas diferentes, en más de 1.100 proyectos. Asimismo, revisaron sobre seis mil peticiones gestionadas en salas de ventas en 51 proyectos de la región Metropolitana.

El informe revela que en octubre del año pasado, el 25% de las solicitudes de créditos hipotecarios en la RM eran preaprobadas, mientras que a nivel nacional era de 17,8%. En abril de 2020, las cifras son de 11% y 10,5% respectivamente.

En igual lapso, la respuesta de rechazo subió de 30% a 38% en la capital y de 49,5% a 53,3% en todo el país. Igualmente, se advierte un incremento en las preaprobaciones con modificaciones, que solo en Santiago pasaron de 45% a 51% de los casos.

Respecto de los resultados, Sergio Barros, director ejecutivo de Enlace Inmobiliario, comenta que “si bien las instituciones financieras hasta febrero de 2020, aún no habían modificado del todo su política dura de riesgo, luego del estallido social, sí se mostraron más restrictivas a la hora de evaluar un potencial cliente. Pero fue a partir de la crisis sanitaria, que ha desencadenado mayor cesantía, incertidumbre e inestabilidad económica, que la banca ajustó visiblemente sus parámetros de riesgo, bajando los porcentajes de financiamiento, acotando plazos máximos dependiendo del segmento del cliente, privilegiando algunas actividades, profesiones y tipos de empleador, entre otros”.

Agrega que lo anterior, “sumado al alza que han presentado las tasas de interés de préstamo hipotecario los últimos meses, han decantado en un aumento importante de rechazos de créditos para acceder a la vivienda”.

El informe añade que las personas con mayor rechazo a sus solicitudes son las que tienen entre 51 y 60 años, con una participación del 38% seguidas con el 31% por quienes están en el rango de 41 a 50 años. Los que registran más preaprobaciones, en tanto, es el grupo de 31 a 40 años, con 39,4% de respuestas positivas.

“Mientras mayor sea la edad, menos es el plazo del crédito al cual se puede acceder. Por lo tanto, el dividendo calculado es más alto, la renta necesaria es proporcionalmente mayor, dejando como consecuencia que un cliente ya no califique por renta. Por ejemplo, un individuo de 60 años ya no puede optar por un crédito hipotecario a 30 años plazo, porque queda fuera de la política bancaria, dado que el seguro de desgravamen muchas veces no opera”, explica Barros.

Diferencias según género

Al revisar las respuestas de los bancos según el género, destaca que los hombres concentran el 58% de las respuestas favorables de preaprobación y en las mujeres es el 42%. En tanto, las solicitudes de crédito capturan el 54% de las preaprobaciones con modificaciones, y los clientes masculinos, el 46%.

Sobre esto último, Barros indica que “aunque estas diferencias han ido a la baja con las iniciativas de equidad de género e igualdad, la data aún nos indica que las mujeres requieren muchas veces un complemento de renta para poder acceder al crédito hipotecario que requieren, lo que hace que la respuesta sea “preaprobado con modificaciones”, ya que por sí solas no califican para el plazo solicitado.

El estudio agrega que los requerimientos de crédito están ligados a un valor promedio de la propiedad de 2.794 UF, mientras que el financiamiento solicitado es de una media de 76%.

Fuente: El Mercurio

Leave a Reply