Mercado inmobiliario: ¿un buen refugio para el capital incluso en la pandemia?

Terra, Ñuñoa, fdi, edificio, departamentos duplex

Pese a la crisis que vive la industria producto de la pandemia, hay expertos que plantean que el mercado inmobiliario representa un buen refugio para el capital, lo que podría abrir una alternativa de inversión para un porcentaje de la población que solicitó el retiro del 10% de su fondo de pensiones.

De acuerdo a un estudio de mercado realizado por la consultora Colliers International, durante los últimos 10 años las viviendas han duplicado su valor en gran parte de las comunas de la Región Metropolitana.

“Incluso, a pesar de lo difíciles que han sido los últimos meses producto del estallido social y la pandemia, los precios promedio de las viviendas no han bajado, es decir, las viviendas no se han desvalorizado, lo que demuestra que frente a una economía deprimida el mercado se mantiene estable”, afirma Reinaldo Gleisner, del Área de Brokerage de Colliers International.

Según el experto, la crisis generó oportunidades para quienes tienen capital para invertir. “Hoy se puede comprar a buen precio en situaciones aisladas, donde una persona natural o una inmobiliaria requiere liquidez inmediata y está dispuesta a vender con descuentos importantes. Sin embargo, no observamos ajustes de precios generales en el mercado”, afirma Gleisner.

Otra alternativa que se plantea, dirigida principalmente para quienes no tienen un capital ahorrado aparte de su 10%, es invertir en cuotas de fondos inmobiliarios.

Aunque no es una práctica conocida masivamente, están abiertos a todas las personas y el monto mínimo de inversión puede partir desde los mil pesos en algunos fondos públicos y desde $ 5 millones aproximadamente para los fondos privados.

Las cuotas de fondos inmobiliarios son instrumentos de renta variable que representan una fracción del patrimonio de un Fondo de Inversión, es decir, el comprador de una cuota pasa a ser propietario de una parte de esa base, la cual a su vez es dueña o administra ciertos activos inmobiliarios, con lo cual el poseedor de esas cuotas recibe los ingresos derivados de la explotación del negocio inmobiliario.

De acuerdo al experto Rodrigo Makuc, las garantías que ofrece este medio de inversión son múltiples y brinda rentabilidades atractivas para el nivel de seguridad implícito.

“Si analizamos el comportamiento de los fondos públicos durante 2019 observamos que fue de 7,6%, es decir, una persona que invirtió $4 millones a principios del 2019, aumentó su patrimonio en torno a $300.000”, destaca.

La recomendación del experto para tener éxito en este tipo de inversión es tomar una decisión bien informado.

“Lo principal es fijarse en las características de los activos que la administradora maneja y cuál ha sido su rendimiento en el último tiempo. Ciertamente que la rentabilidad histórica no predice el futuro, pero nos entrega una noción de track record que han tenido. Adicionalmente, es importante saber su política de inversión, reparto de dividendos y financiamiento, con el objetivo de entender el nivel de riesgo que está dispuesto a asumir el fondo”, sostiene.

Fuente: DF

Leave a Reply