¿Conviene comprarse casa en pandemia?

fdi, proyectos, santiago centro, santa isabel, viviendas, mercado inmobiliario

Es momento de sacar cuentas. Las restricciones y la incertidumbre mantuvieron prácticamente paralizados a compradores y vendedores de casas. Pero ahora, que junto al desconfinamiento comienzan a bajar las tasas de interés para los créditos hipotecarios la banca está en una fuerte competencia,

De acuerdo a los últimos datos del Banco Central el tipo de interés promedio llegó a 2,58% en agosto, una cifra que se acerca al período pre pandemia.

Si bien este número aún está lejos del mínimo histórico que alcanzaron las tasas de interés promedio para créditos hipotecarios antes del estallido social el año pasado, en el mercado apuntan a que nuevamente se inició una tendencia a la baja. Se necesita que la economía retome su ritmo y por eso el Banco Central mantiene las tasas de interés en sus mínimos históricos, algo que en todo caso está pasando en casi todo el mundo.

A este panorama se añaden dos factores que propician la compra de vivienda: las ofertas de las inmobiliarias con rebajas de precios o mejores condiciones para comprar, y el retiro del 10% de los fondos de pensiones que entregó mayor liquidez a las personas.

Con todas estas variables a favor, muchos se están preguntando si conviene o no tomar un crédito hipotecario ahora.

Además. con el inicio de los desconfinamientos las inmobiliarias están retomando las obras, lanzando nuevos proyectos y agendando visitas.

  • Cotiza

Porque un factor que ayuda a responder la interrogante de si es no momento de comprarse casa son las oportunidades que está generando la puesta en marcha de la portabilidad financiera, que permite a los clientes de las entidades financieras cambiarse de institución con mayor facilidad y con mejores ofertas.

En esa línea, el broker inmobiliario de RE/MAX First, Ignacio Echegoyen, apunta que “la nueva ley de potabilidad financiera, más la baja de la tasa de interés de créditos hipotecarios” son un escenario propicio para empezar a mirar. “Se “han generado condiciones comerciales mucho más atractivas para los compradores”. comenta.

Aprovecha las ofertas de las inmobiliarias que están ofreciendo mejores condiciones para pagar el pie o recortando algunos precios.

La profesora del área administración IP-CFT Santo Tomás San Joaquín, Alicia Reyes, coincide y menciona que si bien estamos viviendo un momento complejo y mucha inestabilidad económica, “sin duda que será una buena oportunidad aprovechar las diversas ofertas que hoy encontramos en el mercado, no necesariamente ofrecidas por las instituciones financieras sino más bien por las propias inmobiliarias que requieren activar su industria y por lo mismo, están flexibilizando algunos requisitos o exigencias”.

Echegoyen añade que tras iniciarse el retiro del 10% de las AFP, generó un incentivo para que las inmobiliarias ofrezcan descuentos, “además de entregar condiciones más flexibles o recibir una propiedad usada en parte de pago”.

  • El crédito hipotecario que elijas se debe adaptar a tus necesidades.

Por eso, los expertos apuntan que al momento de analizar hay que tener en cuenta varios elementos sobre la mesa antes de optar por una oferta.

Primero, se debe cotizar en más de una institución financiera para ver las condiciones crediticias y los seguros asociados, asiente el académico del área de Administración IP CFT Santo Tomás Santiago, Orlando Valdivia.

Cualquier préstamo que se quiera tomar se tiene que adaptar a las necesidades personales. Por eso, hay que tener claro el plazo por el cual se va a solicitar el crédito; el monto del dividendo mensual; el tipo de tasa de interés que se establecerá y de cuánto será; y los seguros que se deben contratar.

Valdivia apunta que hay que “fijarse en todo, no solo en la tasa, fijarnos en el dividendo neto, en el costo de los seguros asociados y CAE (Carga Anual Equivalente). Entre menor sean todos los puntos anteriores mejor para las personas que están optando por un crédito hipotecario”.

  • Dividendo a pagar es la clave.

Si haces una simulación en cualquiera de los portales para cotizar que existen, verás que aunque algunas entidades ofrecen una tasa “mayor”, a veces es más barata al final.

Por eso hay que fijarse en cuánto será el costo total del financiamiento, ya que el deudor debe hacerse cargo de los gastos efectuados en la operación como el pago del impuesto de timbres y estampillas, salvo que se trate de un refinanciamiento de crédito hipotecario, y esté exento de este pago; los gastos notariales, la inscripción en el Conservador de Bienes Raíces (cerca del 1% de la propiedad), los seguros de incendio y desgravamen, la tasación del inmueble hipotecado y el estudio de los títulos y redacción de escritura.

Uno de los portales más populares para cotizar un crédito hipotecario es ComparaOnline.cl y el que dispone la Comisión para el Mercado Financiero (CMF)

El primer sitio permite obtener diferentes alternativas de financiamiento de acuerdo al valor de la propiedad, el porcentaje de pie a entregar, el plazo por cual se quiere obtener el crédito y si la vivienda que se pretende adquirir califica para ser DFL2, que es un beneficio estatal para ciertas propiedades que tienen menos de 140 metros cuadrados.

  • ¿Tasa fija o variable?

Sobre si inclinarse a una tasa fija o variable en el crédito, Valdivia aconseja “tasa fija para quienes son adversos al riesgo y tasa mixta o variable para aquellos que son proclives al riesgo”. Pregunte en el banco los costos de ambas.

Sobre los seguros asociados al crédito, el profesor advierte que “es importante destacar que no es necesario que se tome directo con el banco, cada cliente puede buscar en el mercado una póliza que considere más conveniente”.

Asimismo, Reyes recuerda que las instituciones financieras no pueden obligar a los clientes a contratar otros productos financieros distintos en este caso al crédito hipotecario y menos aun, “condicionar la aprobación del crédito a la contratación de otros productos”.

Por Vicente Vera (Diario Financiero)

Leave a Reply