Economía recupera niveles de marzo

fdi, proyectos, santiago centro, santa isabel, viviendas, mercado inmobiliario

Si el viernes la economía entregó nuevas señales de una incipiente recuperación tras conocer los datos de la producción manufacturera y comercio, este lunes esas señales dieron otro paso más en esa dirección. Si bien todavía queda un buen trecho para celebrar, el proceso de desconfinamiento está estimulando la actividad económica.

Si bien a primera vista la caída de 5,3% que registró la actividad en septiembre, en relación al mismo mes de 2019 (a pesar de tener 3 días hábiles más), no es un dato positivo, al comparar la cifra con los meses previos, se deja atrás las caídas de dos dígitos registradas en los últimos cinco meses. Además, de acuerdo al Banco Central, la serie desestacionalizada creció 5,1% respecto del mes precedente, el mayor avance mensual desde 2010, y en términos de nivel vuelve a los registros anotados a inicios de la pandemia, es decir, marzo.

Entre enero y septiembre, la economía acumula una caída de 7,6% y el tercer trimestre anotó una baja de 9,2%, mejor que la de 14,1% que tuvo el segundo cuarto del año.

En el detalle, el ente rector señaló que el Imacec minero disminuyó 1,9%, su segunda caída consecutiva, mientras que el no minero lo hizo en 5,7%, alejándose del peor momento de la crisis, que ocurrió en mayo cuando cayó 16,9%.

Según el Central, el resultado del mes se vio impactado por los efectos de la emergencia sanitaria. En este contexto, las actividades más dañadas fueron construcción, los servicios de educación, transporte, restaurantes y hoteles. Estas fueron compensadas parcialmente por el crecimiento del comercio, la industria manufacturera y, en menor medida, los servicios empresariales.

De acuerdo a los economistas, estos sectores fueron favorecidos por la mayor apertura de la actividad y el impacto que sigue teniendo en el consumo el retiro del 10% de los fondos de pensiones. “El proceso de desconfinamiento iniciado en agosto y que se ha ido ampliando durante los últimos meses, tuvo un impacto positivo en las cifras de septiembre”, afirmó el economista de Bice, Marco Correa.

Aunque lo llamativo para algunos estuvo en otro sector: “La sorpresa viene dada por el repunte de los servicios, que son los más difíciles de medir, y que son los que se han visto más beneficiados con el desconfinamiento”, sostuvo el economista jefe de BTG Pactual, Pablo Cruz.

Desde el gobierno, el Presidente Piñera y los ministros del equipo económico salieron a valorar la cifra. El más optimista de todos fue el primer mandatario quien señaló que “después de muchos meses el Imacec de septiembre mostró que la economía creció 5,1% respecto a agosto, (desestacionalizado) lo cual demuestra que la recuperación de nuestra economía ya está en marcha”.

Más cauto fue el análisis que entregó el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, quien subrayó que “esta es una cifra que hay que mirar con cautela, pero es una señal que va en la dirección correcta”. Dijo que estos datos se explican, en parte, porque en septiembre hubo una mayor movilidad de las personas. El 21,4% de la población estuvo en cuarentena obligatoria, una cifra menor a la de agosto.

Mientras que el titular de Economía, Lucas Palacios, indicó que “esta cifra sumada a los datos de empleo, datos sectoriales y de confianza de consumidores y empresarios, confirman que la economía se recupera poco a poco, en un proceso que esperamos que continúe en los próximos meses y para lo cual estamos trabajando muy intensamente”.

Qué viene ahora

La perspectiva que tienen los economistas para el cuarto trimestre es de un relativo optimismo. Esto comenzando por octubre. Para ese mes, la mayoría de los consultados esperan que la mayor apertura de la economía permita impulsar aún más los sectores ligados al consumo como restaurantes y el turismo. A ello agregan que todavía estará presente algún efecto en los ingresos de las personas del retiro del 10% de los fondos de pensiones. Así, las proyecciones fluctúan entre un 2% y un -2% con un promedio de 1%. De concretarse sería el primer registro positivo desde febrero, previo a la crisis sanitaria.

Alejandro Fernández, economista de Gemines comentó que “tanto el retiro del 10% como los pagos del gobierno como los bonos y el Ingreso Familiar de Emergencia, y la mayor apertura incidirán positivamente. Además, la base de comparación es muy baja, por ello el Imacec debería ser positivo, en torno a 2%”. Desde Security añadieron que “los primeros antecedentes que tenemos para octubre reflejan que la actividad económica habría seguido recuperándose en el margen, aunque a una velocidad menor”. De esta manera, esperan un crecimiento de 1,5% para el mes.

Con estas previsiones, el cuarto trimestre va consolidando la visión de que registrará cifras positivas, aunque ayudado por la baja base de comparación debido a que este mismo periodo del año pasado estuvo afectado por los efectos del estallido social. Las previsiones de los expertos consultados oscilan entre 3% y 0% con un promedio de 1,5%.

Con todos estos elementos sobre la mesa, el mercado va afianzó su previsión para el año, la cual en promedio se sitúa en -5,4% con un rango de -5% y -5,7%.

Fuente: La Tercera

Leave a Reply