fdi, bancos, tasas de interés, mercado inmobiliario, refinanciamiento

Es una de las esquinas más apetecidas de Santiago. En pleno barrio El Golf, en la vereda sur poniente de la intersección de las avenidas Vitacura con Isidora Goyenechea, justo frente a la Torre Titanium, hay cinco locales comerciales que han estado en la mira de innumerables constructoras. Pero, finalmente, su propietario pasará a ser el Fisco.

El pasado 25 de febrero se dictó el decreto número 20 del Ministerio de Obras Públicas, que estableció la expropiación de los mencionados cinco lotes –que suman 823,41 metros cuadrados- para la Empresa de Transportes de Pasajeros Metro. “Necesarios para la ejecución de la obra proyecto Línea 7, que se encuentran ubicados en la comuna de Las Condes”, dice el documento al que tuvo acceso Diario Financiero.

La esquina es uno de los pocos vestigios de baja altura que quedan en el sector. Ahí han abierto una serie de comercios, como un SPA, un sastre, restaurantes y hasta una tienda de camisas.

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo.

No obstante, varios de los lotes en cuestión están afectos a utilidad pública, es decir, un porcentaje se destinarán a futuro a ampliar las veredas de la zona. Esto hace que un proyecto inmobiliario sea poco rentable. Primero, por las dificultades de construir estacionamientos subterráneos y, segundo, porque se podría levantar un edificio de mediana altura (entre seis y ocho pisos) dada la rasante.

Según dos altos ejecutivos de la industria inmobiliaria, existe la posibilidad que se llegue a un acuerdo con el Metro y realizar un proyecto conjunto, lo que podría ser un edificio de menor tamaño a un costado de la futura estación de la Línea 7.

Toma de posición

Pero, antes que eso, el Fisco debe sellar la compra de los terrenos.

Algo que se vislumbra no será fácil, ya que sus actuales propietarios no están de acuerdo con la indemnización decretada por la autoridad.

La comisión de peritos nominada estableció las siguientes indemnizaciones: para el lote A de 258,75 m2, $ 1.118 millones (147 UF por m2); lote B de 213,71 m2, la suma de $ 852 millones (135 UF por m2); lote C de 81,76 m2, $ 330 millones (137,5 UF por m2); lote D de 84,99 m2, $ 337 millones (135,3 UF por m2); y para el lote E de 184,20 m2, un pago de $ 1.160 millones (214,4 UF por m2).

Todo suma $ 3.800 millones por los poco más de 800 metros cuadrados, lo que da un promedio de 157 UF por metro cuadrado, una cifra, según agentes inmobiliarios, que se acerca al valor de mercado.

Según el informe de los peritos, para determinar los valores de los terrenos se utilizó el método comparativo de mercado con otros bienes de similares características que fueron vendidos con anterioridad (entre 2017 y 2019) en la zona. Junto a esto, se valoró el precio de las edificaciones que hay en los lotes y si estos están afectos a utilidad pública.

Fuente: Diario Financiero

Leave a Reply