fdi, bancos, tasas de interés, mercado inmobiliario, refinanciamiento

Tras un periodo de postergación de la demanda, producto del estallido social y la pandemia, la industria inmobiliaria ha registrado signos de recuperación, en parte gracias a la venta del stock que estaba rezagado y al incremento de ventas de departamentos y casas, siendo esta última opción la más preferida por los usuarios.

De hecho, según el informe trimestral de viviendas elaborado por Portalinmobiliario, durante el periodo comprendido entre enero y marzo de 2020, las publicaciones de arriendo de casas alcanzaron su nivel más bajo desde el año 2007, representando solamente el 2,2% de los avisos de vivienda, y en lo que respecta a la oferta para la venta, el mercado alcanzó su nivel más bajo desde 2016. En términos anuales, esto se traduce una caída de 58,8% en los avisos de alquiler, en tanto que los de venta lo hicieron en un 12,8%.

En esa línea, Nicolás Izquierdo, gerente de Planificación y Operaciones de Portalinmobiliario, indicó a Emol que a nivel general estos cambios de tendencia dicen relación con “la demanda reprimida que ha habido mucho tiempo, finalmente la necesidad por una vivienda es una necesidad básica, y como ha ido avanzando la pandemia y hay un poco más de certidumbre respecto a lo que debiese pasar en los próximos meses, eso también podría estar ayudando”.

Y agregó “el cambio de comportamiento en la demanda coincide con que a partir del inicio de las restricciones de movilidad y los efectos de la pandemia, comenzamos a ver que, a partir de ese periodo, la relevancia en el total de demanda que fueron adquiriendo las casas fue creciendo en términos relativos versus la que tenían los departamentos. Y eso se fue consolidando en el tiempo, lo que trae como consecuencia es que hoy hay menos avisos disponibles respecto a este tipo de vivienda”.

En efecto, de acuerdo al último reporte confeccionado por la consultora Colliers, basado en los mismos meses, las transacciones por casas aumentaron un 64%, respecto del mismo periodo de 2020, siendo la comuna de Colina una de las más atractivas.

Juan Horneaur, gerente del área de Estudios de Colliers, aseguró que el predominio de las casas en términos en este sector del comercio es producto de “el trabajo, se ha evidenciado una mayor preferencia por parte de los clientes de adquirir viviendas de mayor superficie, eso es un hecho, y por lo tanto es una buena solución (…) y ante precios altos, la opción que queda es salir de las comunas más céntricas e irse a comunas más periféricas donde el valor por metro cuadrado de las casas es más accesible”.

“Por eso en esas comunas se concentra la oferta de casas, y al final son Colina, Buin, San Bernardo, Padre Hurtado, Puente Alto principalmente”, aclaró.

De hecho, el último estudio de Yapo Propiedades destacó el alza de interés por casas en sectores como Cerrillos (127%), Curacaví (107%), seguido por Buin y San Joaquín (62%) y Colina que llegó a 52%, cifras comparadas con enero, febrero y marzo de 2020, cuando aún no se declaraban cuarentenas totales ni aumentos generalizados de las restricciones sanitarias.

Lo anterior, en gran parte debido a que las modalidades de trabajo han cambiado, lo que ha permitido que el teletrabajo se instale como una opción permanente. Por lo mismo, Javier Varleta, gerente de estudios territoriales de GfK, sostuvo “la gente empieza a visualizar el no ir a la oficina, no necesita estar en un edificio o en una vivienda digamos más chica, se rompe esa barrera de la distancia, tiempo y desplazamiento y eso permite que las comunas de la periferia tengan buen dinamismo”.

Por otro lado, en el detalle de la oferta de departamentos, Portalinmobiliario resaltó que en el caso de los avisos de venta aumentaron en un 41,1% en el caso de los arriendos fue de un 23,3%. Pese a que esta última operación perdió fuerza, bajando de un 49,8% de participación a un 45,4%, continúa siendo el ítem de mayor demanda en la capital.

Precios estables a futuro

Desde GfK, aseguraron que el promedio de valores de departamentos, durante el primer trimestre de 2021 fue de 80,5 UF/m2 y de 66,1% para las casas. El 68% de las unidades vendidas este trimestre está bajo las 4.000 UF.

Al respecto, Varleta hizo un alcance y explicó que “lo que uno viene observando es que los proyectos nuevos vienen con precios más altos y eso tiene que ver con alzas en la mano de obra, materiales de construcción y los mismos planos reguladores que han ayudado a que el precio vaya constantemente en aumento”.

No obstante, agregó que “en general los precios dentro de un mismo proyecto se han mantenido, va a depender mucho del dinamismo”.

Junto con ello, Horneaur de Colliers aseveró que el mercado de viviendas se ha comportado de manera diferente a otros sectores de la industria que se han visto golpeados en cuando a sus costos, como es el caso de las oficinas o locales comerciales. “Según nuestros registros, en general los precios se han mantenido bastante más estables (…) para el 2021 proyectamos lo mismo, con alzas en sectores puntuales en donde quizás antes no había oferta y hoy sí lo hay, como es el caso de Cerrillos”.

De este modo, tal como lo anticipó, Izquierdo de Portalinmobiliario declaró que las subidas se han centrado principalmente en “el caso de arriendos de casas, donde el aumento fue de un 6,8%, luego le siguen las casas en ventas que aumentaron 5,1%, los departamentos, que tienen una variación anual de 3,3% y el único caso donde vemos caídas todavía es el arriendo de departamentos que tiene una baja de 4,3%”.

Proyecciones a futuro

Pese a que la situación económica nacional seguirá marcada por los efectos del coronavirus, lo que incide en los niveles de incertidumbre, los analistas manifestaron su optimismo respecto al mercado inmobiliario, considerando que las iniciativas relacionadas a este ámbito son pensadas en para el largo plazo.

Por ello, Izquierdo afirmó que, en la medida que la recuperación de la demanda se mantenga en el tiempo, “esto debiese tener también un efecto positivo en inversión de nuevos proyectos”. Bajo ese contexto, Varleta sostuvo que hoy en día es bien visto invertir en el sector, por su rentabilidad, “entonces se vuelve bastante atractivo, por lo que debiera ser un año por lo menos mejor que el pasado, que fue muy bajo, y no me extrañaría que tengamos crecimiento en el 2021”.

Por último, Horneaur destacó que, debido a las mayores ventas, “el stock disponible debiese ir bajando en los próximos periodos, hoy en día estamos en un nivel bastante alto, pero creemos que un porcentaje importante es para entregas futuras en blanco y solo un 13% es para entrega inmediata, pero esto debiese ir bajando a medida que las ventas continúen en este buen ritmo”.

Fuente: Emol.com

Leave a Reply