El Banco Central publicó la encuesta sobre créditos bancarios correspondiente al primer trimestre de 2021, que refleja que las entidades financieras han relajado sus condiciones crediticias.

De acuerdo al sondeo de la autoridad monetaria, las condiciones de otorgamiento de préstamos al segmento de hogares continuaron flexibilizándose enero-marzo de este año. Así, para la cartera destinada al financiamiento de viviendas y consumo, la fracción de bancos que reportó condiciones más flexibles aumentó desde 27% y 33% a 36% y 42%, respectivamente.

Cabe recordar que de acuerdo a los últimos datos disponibles del Central, marzo terminó con la tasa de interés anual promedio más baja desde que existe registro, con un 18,25%.

Mientras que en el caso de las tasas de interés promedio para créditos hipotecarios se acercaron a los niveles post estallido social, llegando a 2,31%.

De hecho, la Asociación de Bancos destacó la semana pasada, tras los resultados del sistema financiero a marzo, que “las condiciones de financiamiento siguen siendo favorables: la tasa de interés hipotecaria ha tendido a la baja”.

El gremio estimó que para los créditos de consumos “debería observarse una recuperación gradual de las tasas de crecimiento anuales”.

Para las PYME las condiciones de crédito se flexibilizan para un 9% de las instituciones, mientras que se mantiene la proporción de bancos que consideran estándares más limitados con un 36%.

En tanto, para las firmas grandes, la fracción de bancos que reporta estándares más restringidos de crédito se reduce desde 29% a 21% y se mantiene en 7%, la de quienes señalan estándares más flexibles.

Para las empresas inmobiliarias, la fracción de entidades que reportan condiciones más estrictas baja a 9%, mientras que, para las empresas constructoras, esta fracción disminuye desde 33% a 10%.

La demanda

En lo que respecta a la demanda de préstamos, la encuesta del Banco Central señala que, en el segmento de hogares, se percibe dinámica en consumo en el primer trimestre de este año: el 42% de las entidades reportaron un fortalecimiento de la demanda por créditos de consumo. La situación de los préstamos hipotecarios no percibió mayores cambios.

La percepción de la demanda de crédito por parte de grandes empresas y PYME se fortaleció en el primer trimestre del 2020, revirtiendo el debilitamiento observado en los períodos previos.

Para el primer caso, la fracción de bancos que consideró que la demanda se fortaleció, aumentando desde 7% a 36% y, se redujo aquellos bancos que observan un debilitamiento, pasando de un 50 %a 14%.

No obstante, se manuvo la percepción de un menor dinamismo para el sector de construcción y la cartera inmobiliaria permanece estable.

En cuanto a las PYME, la demanda se percibe más dinámica para un 27% de los bancos encuestados (9% en el trimestre anterior) y, se reduce desde 36% a 18% la proporción de entidades que considera que se atenúa.

Fuente: DF

Leave a Reply