fdi

BancoEstado ha canalizado casi la totalidad de las ayudas estatales que se han entregado a lo largo de la pandemia. De los 6,8 millones de abonos del IFE universal de junio, 6,2 millones fueron realizados por BancoEstado. Desde que comenzaron las ayudas fiscales en 2020, la entidad ha realizado 50 millones de pagos. La mayor parte de esos pagos se realizaron a través de la CuentaRut. Antes de la pandemia la carga mensual promedio era de 366 millones de transacciones, hoy la cifra llega a 585 millones. Desde la institución, afirman que los medios digitales han sido clave para hacer frente a esta mayor carga.

“Eso se logró duplicando las transacciones por medios digitales, por la app y página web. Las transacciones en sucursales, se han reducido en un 60%. El banco no solo dispone de la posibilidad de abonar en Cuenta Rut, sino que dispone de la posibilidad de que la gente utilice sus recursos de manera segura, de manera digital, con una tasa de crecimiento que ha sido notable para una institución del tamaño de Banco Estado. Dos veces se han incrementado las transacciones en canales digitales desde 2019 hasta el mes de junio de este año. Es notable lo que se ha hecho en ese sentido”, dijo el presidente de BancoEstado, Ricardo de Tezanos Pinto a Pulso TV.

El timonel de la entidad detalló que debido a los retiros de fondos de AFP y a las ayudas estatales, los saldos en cuentas vista, rut y cuentas de ahorro se han duplicado. Además enfatizó que están preparados ante una eventual extensión del IFE universal.

“Desde el punto de vista de la operación de BancoEstado, ya estamos preparados. Estamos con niveles bastante altos de pago de IFE universal, y en julio vamos a llegar al tope en número de cobertura, puede subir un poco más en agosto, pero ya estamos en los niveles que esperamos tener en agosto y septiembre. La variable que más nos afecta es que debiéramos pasar a restricciones de aforo más flexibles”, indicó.

Agregó que “eso nos resta bastante capacidad de atención dentro de la sucursal, y la gente, con toda razón, se queja. Esperaría que un efecto positivo es que pasemos a fase 4 o se modifiquen las restricciones de aforo, conforme baja la positividad y el nivel de contagio, para atender mejor a la gente. Esperamos que se haga alguna distinción de aforo entre fase 2 y 3 que hoy no existe. Es una variable importante, porque nos preocupa mucho la atención a los clientes”.

Demanda de créditos

Tras los retiros de fondos previsionales y una mayor cantidad de apoyos estatales a las familias, han crecido las solicitudes de créditos hipotecarios, mientras que han disminuido los créditos de consumo de los hogares.

“Los créditos de consumo en la banca han bajado más de un 10% entre junio del año pasado y junio de este año. Muchos emprendedores han destinado estos recursos a mantener a sus empresas, a veces manteniendo un menor nivel de endeudamiento… Hay muchos usos para estos fondos, no hay uno solo. Notamos que una parte va a liquidez, a endeudamiento, a apalancar negocios y a las necesidades de las familias”, señaló de Tezanos Pinto.

Asimismo, detalló que “han ocurrido distintas cosas. Hay que agregar que la tasa de interés ha sido especialmente baja. El crédito hipotecario ha subido. Hemos tenido una demanda de crédito hipotecario muy importante y es positivo porque le permite a la gente asegurar su vivienda. Ha subido en el sistema del orden del 5%. En el caso del crédito de consumo la gente ha necesitado menos crédito de consumo o lo ha destinado a reducir su nivel de endeudamiento. El crédito (de consumo) ha bajado en orden de un 11%”.

El caso de las empresas es distinto. El presidente de la institución, indicó que la demanda de créditos ha crecido entre la micro y pequeña empresa, pero ha bajado en las grandes corporaciones del país. BancoEstado entrega más del 75% de los créditos destinados a empresas bajo las 10 mil UF. Entre micro y pequeñas empresas tienen unos 900 mil clientes, de los cuales 350 mil tienen créditos.

“Las micro y pequeñas empresas han aumentado su demanda de crédito y lo han hecho a través de un instrumento muy efectivo que es el Fogape. Digo efectivo porque les da mayores plazos y menores tasas de interés. Los créditos de micro y pequeña empresa han crecido a tasas del 20% comparado con el año pasado. En el caso de las empresas grandes, ahí están las empresas regionales, sin ser las grandes corporaciones, la demanda ha crecido en torno a un 3%-4%. Lo que ha caído es la demanda de créditos de las grandes empresas, y eso tiene que ver con inversión. Creo que es un tema del que hay que preocuparse, el ministro de Hacienda ha estado señalando que hay que preocuparse de la inversión y del empleo. La inversión es muy importante para generar empleo, se genera toda una red de actividad económica. Aparte de las medidas que se puedan tomar, es importante estabilizar las expectativas, y eso tiene que ver con los ingredientes de discusión política que tenemos hoy día, y que dificultan esa mirada de largo plazo”, sostuvo.

Alza de tasas

Las tasas han subido en el país debido, en parte, a los retiros de fondos previsionales y a la incertidumbre política. Así ha pasado con las tasas de los créditos hipotecarios, que en junio subieron por tercer mes consecutivo. Ante este escenario, el timonel de BancoEstado dijo que se deben poner estos temas sobre la mesa cuando se discuten tales políticas públicas.

“Se ha producido un alza de tasas especialmente a largo plazo. Donde más nos afecta es en el crédito hipotecario. Estábamos a fines del año pasado con una tasa de crédito hipotecario de 1,99%. El banco tiene el mayor porcentaje en créditos bajo 2 mil UF, que muchos de ellos son créditos con subsidio. Es una herramienta que permite a la gente acceder a su casa propia. La tasa ha subido más de 140 puntos y hoy estamos con tasas que son casi el doble. Es muy importante para la gente esta alza de tasas. Hay una discusión más bien de orden político sobre el rol de las AFP, pero hay que considerar el impacto importante que tienen los retiros de AFP en el sistema de ahorro nacional, y en el sistema de ahorro a largo plazo. Ese sistema de ahorro a largo plazo es el que le permite a la gente acceder a su casa propia a tasas bajas. En la discusión hay que poner elementos de esta índole, porque estamos entregándole plata a la gente y sacando por el otro”.

Y concluyó enfatizando que “hay que mirar con mucha cautela el aumento de tasas de interés. Va a tener impacto en la inversión, porque no se financia con la tasa de interés de corto plazo, sino que con créditos de largo plazo, donde la tasa ha subido más de 130-140 puntos básicos, o sea un 1,3%. Tenemos efectos en el crédito hipotecario y en la inversión, que se van sumando a una situación en la cual esta restricción de crédito empieza a tener sus efectos”.

Fuente: La Tercera/ Pulso

Leave a Reply