fdi

Entre los datos que entregó el Banco Central en el más reciente Informe de Política Monetaria (IPOM), se encuentra la proyección al alza de las tasas de los créditos hipotecarios. Ello, porque el instituto emisor detectó un alza en las tasas de interés de largo plazo.

Desde comienzos de 2021 a la fecha, el bono en pesos a 10 años se ha visto incrementado en torno a 200 puntos base.

De acuerdo con el Central, ello “se ha reflejado en un aumento de las tasas de los créditos hipotecarios -pues las tasas de referencia para ellos son las tasas de largo plazo- y en el aumento del costo de financiamiento de proyectos de inversión de mediano y largo plazo”.

De acuerdo con el gerente de Estudios de Renta 4, Guillermo Araya, en ese sentido son dos los factores relevantes.

“Principalmente, el riesgo país y el endeudamiento son variables a largo plazo, y son éstas las que se miden en las tasas de interés a largo plazo, las que definen las tasas de créditos hipotecarios”, explica.

El actual impacto

De acuerdo con el instituto emisor, el incremento en las tasas de interés ya se está dejando ver con fuerza en estos préstamos. “Destaca que el aumento de las tasas de interés de largo plazo ya ha comenzado a traspasarse al mercado hipotecario”, señalaron desde el Central.

Por ejemplo, y de acuerdo con las cifras que dispone el organismo, el promedio de la tasa de interés de los créditos hipotecarios durante la penúltima semana de agosto fue de 3,15% (UF), mientras que en el mismo período del año pasado la cifra fue de 2,56% (UF).

Según el director de la Escuela de Administración de la Universidad de Valparaíso, Diego del Barrio, el alza en las tasas de los créditos podría mantenerse hasta el próximo año.

“Esto podría mantenerse hasta mediados de 2022, cuando se corten los estímulos fiscales, porque las expectativas de crecimiento de PIB para el próximo año son negativas por la base de comparación, lo que provocará llevar la TPM a niveles en torno a su valor neutral y esto se traspasará a las tasas hipotecarias”, dice.

Desde la Cámara Chilena de la Construcción indicaron que si bien la decisión de elevar la TPM se justifica para frenar la inflación, puede tener impactos en la inversión.

“Se limita la oferta de nuevos empleos, en circunstancias de que todavía falta por crear una cantidad importante de puestos de trabajo para volver a los niveles prepandemia”, acotaron.

Fuente: DF

Leave a Reply