El sector inmobiliario mantiene signos de recuperación en el mercado de viviendas nuevas que se ha reflejado en un sostenido aumento de las promesas de compraventa durante este año.

Según los resultados de constructoras e inmobiliarias publicados hasta el momento -Besalco, Ingevec, Socovesa y Pazcorp-, este ítem alcanzó un aumento de 214% promedio en este conjunto de empresas en comparación con el primer semestre de 2020.

De este grupo, Paz Corp informa el mayor aumento con 1.188 unidades promesadas a junio, cifra que implica un alza de 671% respecto de las 154 unidades registradas en la primera mitad de 2020.

Por su parte, Besalco reportó un total de 260 unidades de casas y departamentos en esta categoría que significa un incremento de 92% en la misma comparación.

A su vez, Ingevec informó un alza de 107% en este mismo ítem subrayando que “este importante incremento en el nivel de promesamiento se debe a un mayor nivel de proyectos en venta”.

En el caso de Socovesa, los 1.364 inmuebles con promesas de compraventa a junio pasado implican un alza de 40% detallando que del monto total medido en UF, un 32% corresponde a casas y un 68% a departamentos.

Sin embargo, un tema que marcó de forma negativa los resultados de Pazcorp y Socovesa fue el bajo nivel de escrituración, que se debe al poco stock disponible para iniciar esa fase.

Socovesa baja 18% sus ingresos

Las cuarentenas en el primer trimestre y la menor disponibilidad de mano de obra impactaron los resultados informados ayer por Empresas Socovesa, que agrupa a las firmas Socovesa, Almagro y Pilares. La constructora reportó ingresos por $ 111.029 millones, que significan una disminución de 18% en comparación con el mismo período de 2020.

La firma explicó que esta caída fue producto de la baja facturación generada durante el periodo, pero también debido a la alta base de comparación del primer semestre de 2020, donde se reconocieron 900.000 UF que habían quedado rezagadas del cierre de 2020.

En su análisis razonado, la constructora indicó al respecto que de un total de 4 millones de UF del año pasado cuya escrituración se concretará en el presente ejercicio, finalmente solo logró facturar aproximadamente 1,8 millones de UF durante el primer semestre de 2021.

“La menor facturación está fundada en atrasos en las obras producto de las cuarentenas sufridas el primer trimestre del año y la falta de mano de obra y de materiales que enfrentó la industria durante este semestre (aproximadamente 40% de los ingresos no facturados)”, apuntó la firma.

Otro punto que también incidió la menor facturación fue el retraso en los trámites municipales ligados a las recepciones de los proyectos, factor que cifraron en torno al 60% de los ingresos pendientes de escrituración.

En tanto, las utilidades del semestre sumaron $ 8.353 millones, cifra que representa un aumento de 10% en comparación con el mismo período de 2020.

Durante el primer semestre, la firma lanzó nueve nuevos proyectos con una venta potencial de 4.147.000 UF.

Fuente: DF

Leave a Reply