En nueve días los chilenos y chilenas acudirán a las urnas a votar por quien esperan que presida Chile en los próximos años.

De manera de contribuir a la toma de decisiones, a continuación se presenta un análisis comparativo sobre los planes para acceder a una vivienda que tienen los siete candidatos a la presidencia del país.

.

Gabriel Boric (Apruebo Dignidad): 260.000 viviendas en cuatro años y arriendos a precios justos

  • Se busca reducir en 40% el déficit actual con la construcción de 65.000 viviendas al año desde el sector público, o sea 260.000 en cuatro años.
  • Plan de Emergencia Habitacional: el Estado tendrá un rol activo en la adquisición de suelo urbano.
  • En el primer año se robustecerá el Banco de Suelo Público y se implementará una Política de Suelo.
  • Impulsar el arriendo a precio justo. Destinar recursos a municipios para financiar al menos 5.000 viviendas anuales en esta modalidad. En paralelo, desarrollar un nuevo programa de arriendo protegido.
  • Construir barrios que ayuden a disminuir el déficit habitacional apoyando iniciativas de autogestión. Consolidar modelo expedito, que disponga de préstamos sin interés y asistencia técnica.
  • Promover alianzas con municipios para desarrollar planes habitacionales enfocados en los barrios.
  • Priorizar una respuesta “nacional, digna y ágil” a los campamentos, instalando mesas técnicas para el diálogo con las comunidades en vez de desalojar.
  • Residencias humanitarias para familias en situación de emergencia.
  • Regiones como sujeto central de las políticas de Vivienda y Territorio, otorgando competencias y recursos y transitando hacia un modelo en que los Serviu dependan de Gobiernos Regionales.
  • Crear la Empresa Pública Autónoma Comercializadora de Materiales de Construcción (FERRABAST), que construirá en regiones Ferreterías Populares que permitan reducir el costo de materiales.
  • Término del crédito especial IVA para empresas constructoras, con mecanismos que eviten perjudicar la adquisición de viviendas sociales.
  • Mayores subsidios fiscales a las “inmobiliarias populares” para construir viviendas públicas y masivas, que se arrendarán a precio justo.
  • Fortalecer del programa piloto Vivienda Primero de Mideso-Minvu para personas en situación de calle.

.

José Antonio Kast (Partido Republicano): Posibilidad de utilizar los ahorros en APV para pagar el pie de una vivienda

  • Facilitar el acceso a la vivienda de la población rural en el marco de una ordenación territorial, con infraestructura, equipamiento y conectividad física y digital.
  • Permitir que el ahorro voluntario en APV pueda ser utilizado para enterar el pie de una vivienda, libre de impuestos a la renta.
  • Mejoras a la vivienda social y de clase media.
  • Impulso a la mejora de los programas de vivienda social e integración urbana (subsidios DS-49, DS-01 y DS-19, actualmente DS-16).
  • Generación de programa estatal de subsidio al arriendo.
  • Programa de incentivo al ahorro a través de un programa que retribuya al arrendatario por el buen cuidado del inmueble y su entorno, por mantenerse al día en el pago del arriendo y/o costos asociados.
  • Fortalecer una Ley de arriendo.
  • Habilitación de terrenos fiscales céntricos, hoy sin uso, licitando estos a empresas para la construcción de proyectos habitacionales.
  • Generación de un subsidio al mejoramiento y adaptación de las viviendas de personas mayores.
  • Garantizar acceso universal a vivienda para grupos excluidos: personas en situación de calle, migrantes en situación irregular y grupos estancados.

.

Yasna Provoste (Nuevo Pacto Social): Planes de vivienda propia y arrendada y principios básicos para diseño urbano

  • Formulación de nuevos Planes Maestros de Vivienda de Gestión Integrada, y estudiar el aumento los subsidios para mejorar la localización y dimensiones de nuevos proyectos.
  • Promover el acople entre subsidios y proyectos de vivienda.
  • Implementar un Banco de Suelos en cada comuna.
  • Se propondrá la incorporación de suelo para vivienda social a los grandes proyectos de infraestructura urbana.
  • Subsidios de reactivación urbana para la reutilización de zonas deprimidas o subutilizadas de las ciudades, basado en proyectos de vivienda o integración social.
  • Nueva organización Social para Condominios Sociales.
  • Reducción de los tiempos de espera que experimentan los comités en el acceso a los proyectos de vivienda.
  • Impulsar una Política de Vivienda Pública para el Arriendo asequible.
  • Fomentar adquisición de viviendas a través de políticas de venta y arriendo. Se considerará meta de reducción del déficit de vivienda, mediante el reto de sumar 100.000 viviendas propia al año.
  • Impulsar la re-localización digna, consciente y con arraigo de campamentos.
  • Cuota de género en asignación de subsidios, basado en porcentajes de jefas de hogar.
  • Propiciar fin a discriminaciones en cesión de créditos hipotecarios en razón de la edad.
  • Subir cobertura del “Programa de Viviendas Tuteladas” para mayores más vulnerables.
  • Fomentar ahorro para la vivienda joven para los núcleos familiares cuyo jefe o jefa de hogar sea tenga entre 18 a 29 años, con un RSH de hasta un 60% de vulnerabilidad.

.

Sebastián Sichel (Chile podemos más): Reducción de plazos para la entrega de viviendas sociales y subsidios

  • Permitir disponer de cierto monto de ahorro previsional para completar el pie necesario para adquirir una primera vivienda, con devolución posterior de fondos.
  • Reducción del déficit de vivienda habitacional vía Fondo Solidario de Elección de Vivienda (DS49), Programa de Integración Social y Territorial (DS19), Banco de Suelo y otros instrumentos.
  • Reducir plazo para entrega de viviendas sociales de siete a dos años.
  • Crear línea de financiamiento bancaria con aval del Estado que apoye el financiamiento del pie que requieren las personas naturales para su primera vivienda.
  • Aplicar subsidios diferidos y/o innominados para que el Estado pueda licitar las obras sin necesidad de tener asignados todos los subsidios.
  • Avanzar en una política de arriendo que complemente la política habitacional.
  • Reforzar y potenciar el Banco de Suelo.
  • Establecer por ley que en planes reguladores existan sectores en los que se bonifique la construcción de viviendas con ciertos tipos de subsidio.
  • Aumentar porcentaje de suelo, por comuna, destinado a densificación y construcción en altura.
  • Incorporar en los créditos hipotecarios la posibilidad de posponer un determinado número de cuotas bajo ciertas causales.
  • Aumentar la glosa para compra de terrenos en las regiones con mayor déficit: principalmente regiones del norte, RM y Araucanía.

.

Franco Parisi (Partido de la Gente): Créditos hipotecarios para mujeres

  • Créditos hipotecarios para mujeres.
  • DFL2: Limitarlo a una vivienda y por una vez.
  • Priorizar el cambio de uso de suelo para proyectos de vivienda 100% social.
  • Fijar mínimo de m2 en vivienda social.
  • Más responsabilidades de la Entidad de Gestión Inmobiliaria Social (EGIS).
  • Subsidio de habilitación de vivienda para personas con discapacidad.
  • Subsidio de mejoramiento de viviendas actuales para adultos mayores en condiciones de vulnerabilidad.
  • Eliminación de pago de contribuciones a vivienda única.
  • Incentivar el acceso a la primera vivienda a través de la rebaja de impuestos, con tasa preferencial en los créditos inmobiliarios.
  • Permitir el retiro de fondo previsional para pie de compra en primera vivienda.
  • Impuesto desde la tercera vivienda.
  • Considerar la adquisición de diversas viviendas como un modelo de negocio. Se entenderá como una actividad lucrativa sujeta a un impuesto al arriendo.
  • Revisión y gestión para la promulgación de la nueva ley de arriendo de vivienda.

.

Marco Enríquez Ominami (Partido Progresista): Estado como agente constructor de viviendas

  • Plan de construcción de vivienda (integración social) e infraestructura pública.
  • Restablecer las capacidades del Estado como agente constructor de viviendas, y que sea agente coejecutor de proyectos habitacionales público–privados.
  • Que el Estado disponga en forma gratuita la propiedad fiscal, administrada hoy por el Ministerio de Bienes Nacionales, FFAA u otras reparticiones públicas, cuando sean necesarios para construcción de viviendas para familias socialmente vulnerables o clase media emergente, o para proyectos de integración social.
  • Incrementar las facultades del Estado para lograr incrementar el suelo disponible para vivienda, a través de la compra directa de suelo a privados o través de la expropiación en términos justos para el particular.
  • Construcción de un banco público de suelos.
  • Una política de arriendo social.
  • Que se promueva, respecto del banco de suelos, una política pública de urbanización y equipamiento por macrolotes territoriales, a partir la asociatividad del Fisco con empresas constructoras especialistas en esta área.

.

Eduardo Artés (Unión Patriótica): Inmobiliarias monopólicas en manos del Estado

  • Fondos a plan de edificación de viviendas. En situaciones de emergencia se asignarán terrenos, ayuda técnica y material a las familias que los necesiten.
  • Derecho a la vivienda como derecho constitucional, en el caso de que la convención no lo logre establecer.
  • Inmobiliarias y empresas constructoras monopólicas pasarán a manos del Estado. Estas constituirán los pilares del sistema nacional de planificación de vivienda.
  • Plan de Planificación Nacional de Vivienda. Se elaborará de acuerdo a cada región y localidad.
  • La deuda habitacional que exceda el valor original de la vivienda será condonada inmediatamente.
  • Exigir a los bancos acreedores de la deuda habitacional, durante el proceso de transición del traspaso de la banca privada al Estado, la retribución del excedente pagado por los deudores.

.

Fuente: DF

Leave a Reply