fdi, estacionamientos, inversión, rentabilidad, mercado inmobiliario

El aumento de las tasas de interés de los créditos hipotecarios y las mayores restricciones para que las personas accedan a financiamiento para comprar una vivienda, explican que la demanda habitacional se haya volcado hacia el arriendo, especialmente en la última parte de 2021.

El interés por vivir en departamentos retomó fuerza después de que tras el inicio de la pandemia y los confinamientos, las personas optaron por cotizar casas para disponer de más y mejores espacios para vivir y teletrabajar.

La demanda por departamentos se ve reflejada en el encarecimiento del alquiler de estos. Un estudio de la firma de bienes raíces RE/MAX Chile señala que en el último trimestre del 2021, el valor promedio de arriendo en la Región Metropolitana se situó en $536.473, un aumento de 7% respecto del período julio-septiembre y 25% superior al del último cuarto de 2020.

Dicho valor es el mayor desde el inicio de la pandemia y también superior a los cerca de $526.000 del período julio-septiembre de 2019, antes del estallido de octubre de ese año.

Asimismo, si hace un año un departamento tardaba en promedio 46 días en ser arrendado —estaba ese tiempo disponible en el mercado—, ahora son 39 días, aunque en algunas comunas es más bajo.

Yuval Ben Haym, director regional de RE/MAX Chile, comenta que ‘la lectura que les damos a estas cifras es que muchas personas, por las restricciones bancarias y alza de tasas, han optado más por arrendar en lugar de comprar. Además, no hay un cambio sustancial en la oferta y eso genera que haya menos unidades para una mayor demanda, por lo que las personas deben tomar decisiones rápidas para alquilar, porque se pueden quedar sin oferta’.

El experto indica que hay comunas donde los arriendos se contratan en más breve plazo que el promedio de 39 días. Un ejemplo es Santiago Centro, ‘donde se advierte una tendencia de las personas a volver a esta comuna’. Otros casos de cierres rápidos de contratos son Ñuñoa y Las Condes, agrega.

En Las Condes, el precio promedio del alquiler está en cerca de $759.000, 25% más que hace un año. En Ñuñoa, el valor medio es de casi $543.000, 18% más que a fines de 2020.

En Santiago Centro, en tanto, los arriendos promedian, aproximadamente, los $356.000 y han subido 10% en los últimos 12 meses.

Respecto de estas alzas, Yuval Ben Haym comenta que previo a los aumentos ‘estábamos viendo una tendencia de irse a casas tanto arrendadas o compradas, por el teletrabajo, pero ahora por las restricciones de los bancos y la tasas más altas, de nuevo hay un interés en departamentos’. Este cambio está impactando en los valores, explica.

Casas y proyecciones para 2022

En el segmento de casas, los arriendos exhiben un precio promedio de $968.519 al cierre de diciembre, valor 2,3% mayor que el de hace un año y semejante al del tercer trimestre de 2021. De todos modos, si se compara con el último trimestre de 2019, antes de la pandemia, el salto es de 18%.

El tiempo que tardan en arrendarse las casas es de 39 días, según datos al cierre del último trimestre de 2021. Ese plazo es menor que los 42 días de fines de 2020, pero es mayor que los 30 días que hubo en abril-junio pasado.

El experto estima que los precios de las propiedades van a seguir subiendo debido a las restricciones crediticias y la incertidumbre que existe en el mercado, que está esperando lo que ocurrirá con la conformación del gabinete del próximo gobierno y el desenlace de la nueva Constitución.

Yuval Ben Haym comenta que dicha incertidumbre no paraliza el mercado habitacional de propiedades usadas, sino que principalmente el de los nuevos proyectos. ‘Ahora lo que pasará es que las grandes empresas no optarán por comprar terrenos y esperarán a ver para dónde sopla el viento. Esto implicará una baja en la oferta de iniciativas nuevas y subirán los precios por ese efecto’, sostiene.

Pese a ese escenario, el director regional de RE/MAX Chile estima que quienes necesiten y puedan adquirir una vivienda deben hacerlo ahora, pues sería un mejor momento que en los próximos meses. ‘Quien necesite comprar que no se demore porque las tasas seguirán subiendo, estimo. Además, cuando compre, la recomendación principal es sacar hipotecas con tasas variables o mixtas’, indica.

Añade que las personas se olvidan en ocasiones que las hipotecas son a 20 o 25 años y la portabilidad financiera ayuda a los deudores a renegociar las condiciones originales.

Fuente: El Mercurio

Leave a Reply