fdi, bancos, tasas de interés, mercado inmobiliario, refinanciamiento

Después de más de dos años de contingencia sanitaria, los indicadores del mercado inmobiliario de oficinas de la Ciudad de México ya regresaron a niveles prepandemia, sin embargo, aún se está lejos de alcanzar la estabilidad para el sector, esto por la reconversión de espacios de giro y la dinámica económica actual, detalló la plataforma Newmark.

De acuerdo con el reporte de actividades del mercado de oficinas de la capital del país, la ocupación acumulada en el primer semestre de este año fue de más de 219,000 metros cuadrados (m²), que representó un incremento de 54%, respecto al mismo período del año pasado.

Mientas que la absorción neta finalmente dejó de presentar niveles negativos y cerró con 29,720 m² y con una tasa de disponibilidad que rompió la tendencia ascendente que se tenía desde hace más de dos años, terminó el trimestre en 23.8%, apenas 0.7% por debajo del período anterior.

Además, durante el primer semestre del 2022, se registraron cerca de 155,000 m² desocupados en edificios clase A y A+, que representaron una reducción de 52%, comparado con el mismo período del 2021.

El análisis de la plataforma inmobiliaria subrayó que, una vez más, el inventario de oficinas clase A se incrementó en el segundo trimestre, agregándole cerca de 75,000 m², lo que lo acercó a la marca de los 8 millones de m² (7.8 millones de m²).

Sobre este comportamiento, la analista de la división de investigación de mercados de Newmark, Karen Gutiérrez, señaló que se está dando una mejoría considerable para el mercado de oficinas, pese a ello hay tres factores que no garantizan la estabilidad del sector.

El primero de ellos es que todavía hay un mercado sobre ofertado en la urbe y que está muy cerca de su nivel histórico más alto de espacio disponible (alcanzado apenas el trimestre pasado).

Agregó que el segundo factor es el entorno de incertidumbre de la actividad económica y del incremento de tasas de interés en el país y en la urbe.

“Algunas actividades como el sector primario en el país cayó 1.3%, el secundario creció 0.6%, pero el sector terciario, que tiene le mayor impacto en el mercado de oficinas, creció 1.3%, lo que se refleja en ocupaciones destacadas que vinieron de empresas de entretenimiento, tecnología, telecomunicaciones, entre otras”, apuntó.

En tanto, la especialista consideró que la tercera vertiente tiene que ver con las condiciones del mercado, ya que hay una tendencia importante de cambio de giro en los edificios de oficinas, por lo que es posible que los metros cuadrados en construcción no vean la luz como espacios corporativos.

Cabe señalar que una de las medidas de reactivación económica para la capital del país consiste en la implementación de los lineamientos para la Reconversión de Oficinas a Vivienda en la Ciudad de México, este se centra en permitir que un espacio destinado a oficina se convierta en una vivienda y así se comercialice.

Fuente: El Economista

Leave a Reply