La actual situación del mercado financiero de la vivienda, en especial en los últimos meses, ha comenzado a dar muestras de una mayor apertura y flexibilidad, dentro de un contexto macroeconómico y político que claramente mantiene atentos a todos los actores. Esta mejora en las condiciones crediticias se enmarca en el esfuerzo de la banca por mantener e incluso tratar de ampliar sus actuales carteras y, por el lado de los clientes, una buena oportunidad para optar e incluso negociar los créditos y opciones de compra que ofrecen las inmobiliarias.

Según Matías Vicuña, gerente general de Inmobiliaria IAndes, en los últimos 90 días se ha evidenciado un cambio en las políticas de otorgamiento de financiamiento de los bancos y en cómo se ha viabilizado la colocación de instrumentos hipotecarios. ‘Si bien en un momento estas entidades fueron muy restrictivas, de a poco han ido volviendo a condiciones de financiamiento con plazos de hasta 30 años y 90%’.

Además, aunque la tasa ha subido, esto se puede considerar un efecto puntual y que probablemente se corregirá en el mediano plazo cuando el Banco Central pueda volver a moderar su política monetaria. No obstante ello, es importante destacar que aún con los últimos incrementos en la tasa, de todos modos el mercado continúa ofreciendo en muchos casos tasas a largo plazo del orden de un 4,5% a 5%, que en la práctica permiten, por ejemplo, tener atractivas condiciones para ingresar al negocio de renta inmobiliaria.

Rodrigo Boetsch, gerente general de Inmobiliaria Boetsch, señala que en este escenario de incertidumbre por el que estamos atravesando a nivel mundial y como país, es cuando muchas veces se abren oportunidades para invertir. ‘La inversión en proyectos inmobiliarios es siempre segura y con una plusvalía prácticamente asegurada. Los inversionistas hormiga saben de eso y, de hecho, los bancos también, por ello están abriendo sus políticas de otorgamiento de financiamiento para quienes quieren tomar ese camino y aprovechar las oportunidades que están surgiendo’.

Iniciativas de las inmobiliarias

Por su parte, la industria inmobiliaria también está haciendo esfuerzos para ofrecer mejores condiciones de pago del pie en más cuotas. Por ejemplo, Inmobiliaria IAndes está innovando con nuevos modelos de negocios, como el retail investors, que permite viabilizar la compra para los inversionistas y hacer más rentable y segura la administración de sus propiedades a futuro.

Inmobiliaria Boetsch ofrece pagar el pie en hasta 49 cuotas precio contado. ‘Esta es una deuda que el cliente contrae directamente con Boetsch, sin la intermediación de ningún banco, por lo que no debiese afectarle en sus gestiones de solicitud del crédito hipotecario. Además, ofrecemos un beneficio llamado ‘Compra Segura’, en el que los pagos que se hagan en cualquiera de los proyectos inmobiliarios antes de la entrega final del inmueble están protegidos por nuestra Garantía de Compra Segura. Esto significa que se devolverá al cliente lo cancelado en caso de despido laboral y enfermedad grave en el grupo familiar’, precisa Rodrigo Boetsch.

Oficinas profesionales

Las oficinas profesionales es otro mercado que ha sido favorecido con la flexibilización de los bancos. ‘Hemos visto que el mercado de unidades de menor superficie y con compras a plazos más acotados está mostrando un buen dinamismo, al contrario de lo que ocurre hoy en el caso de las grandes empresas, las que por la actual incertidumbre han preferido postergar su decisión de compra’, explica Jorge Araos, director de JLL Chile.

Esta realidad es diferente para el pequeño inversionista y el comprador de oficinas profesionales de hasta 500 m², ya que precisamente la actual situación entrega buenas opciones. ‘Por lo mismo, para aquellas personas que tienen un pequeño capital para invertir en algunas propiedades dentro del mercado de retail investors, por ejemplo, definitivamente este es un muy buen momento para comprar ya que pueden optar a mejores condiciones inmobiliarias y de la banca’, acota el ejecutivo.

Al respecto, Cristián Periale, gerente inmobiliario de Puertas de Chicureo —que ofrece oficinas desde los 23 hasta los 500 m², con características modulares y opción de conectarse con otras unidades—, destaca que ante el escenario de incertidumbre económica, las inmobiliarias están adoptando nuevas estrategias de venta, entre ellas ayudar a conseguir financiamiento, mayores plazos o cubrir un porcentaje mayor del pie en las últimas cuotas, arriendos con opción de compra o pago de arriendos y dividendos por un año. ‘Puertas de Chicureo, por ejemplo, incluye una cláusula de compra segura (devolución eventual del monto pagado) y el beneficio de congelar la UF en $29.990 para aquellos usuarios —corporativos y naturales— que compren al contado’.

Fuente: El Mercurio

Leave a Reply