fdi, bancos, tasas de interés, mercado inmobiliario, refinanciamiento

Son cuatro los atributos más valorados a la hora de arrendar un departamento: seguridad, precio, cercanía con el metro y con supermercados, en ese orden de prioridad. Esta conclusión es parte de lo que revela una radiografía a los arrendatarios del llamado formato multifamily o renta residencial realizada por Assetplan, respecto al comportamiento, características, intereses y hábitos de quienes arriendan en edificios de copropiedad.

Sobre la base de los más de 3.100 arrendatarios encuestados, se logró dar con el perfil de estos usuarios, grupo compuesto principalmente por jóvenes sin hijos, de entre 25 y 35 años, con un alto interés por reciclar y con un bajo uso de los espacios comunes.

Matías Chomali, gerente de Inversiones de Assetplan, comenta que la flexibilidad es un tema estructural para los jóvenes: ‘Hay una situación sociodemográfica en que el joven es itinerante, busca propiedades que estén cerca de un trabajo, de otros intereses y que les dé flexibilidad y comodidad para vivir. No buscan estar amarrados al hecho de una propiedad todavía. Y esto que estamos viendo se está transformando en una tendencia a largo plazo, más que un hecho en sí de un momento en específico. Los jóvenes están postergando no solo decisiones de compra de una vivienda, sino también cualquier decisión que implique compromisos de largo plazo’.

De esta forma, la flexibilidad que les brinda este tipo de formato habitacional, los altos valores de las propiedades y sus ingresos promedio versus los requisitos en el acceso a créditos hipotecarios (35% con renta menor a $750 mil) han sido los principales impulsores en la baja vacancia que mantienen estos formatos.

Carolina Ortiz, subgerenta comercial de BMI Servicios Inmobiliarios, comenta que el fuerte dinamismo de los últimos meses en torno al arriendo ha sido producto de la ralentización de la demanda por comprar, ante el empeoramiento de las condiciones económicas, restricciones de entidades bancarias y la decisión de postergar esta opción ante escenarios vulnerables.

No obstante, Víctor Danús, gerente general de PROurbe Gestión Inmobiliaria, explica que los ingresos percibidos por un tercio de los usuarios de estos formatos es un tema a tener en consideración, ya que el estándar de la industria al momento de seleccionar arrendatarios es considerar que el alquiler no signifique más de un tercio del ingreso familiar, pues en caso de ser mayor, hay altas probabilidades de caer en mora.

‘Con los ingresos predominantes, como tope el arriendo debiera ser de $250 mil. Sin embargo, en las comunas identificadas en el sondeo los valores superan esos precios, según nuestra experiencia en terreno. Por lo mismo, vemos con preocupación este tema, ya que no se está cumpliendo la regla del tercio y hay altas probabilidades de caer en atrasos o no pago’, añade Danús.

Cambios en los intereses

Históricamente, los espacios comunes han sido un ítem decidor que toman en cuenta los interesados a la hora de arrendar. No obstante, en base a las cifras del estudio de Assetplan, el uso que se les da a estos mismos es bajo, generando un cambio en los intereses y prioridades de los habitantes de las comunidades y/o condominios.

En las piscinas, el 48% de los copropietarios declara no utilizar estos espacios, mientras que un 13% dice usarla al menos una vez al mes. Misma situación, pero más radical, sucede con los gimnasios, espacios cowork y lavanderías, donde más del 60% de los encuestados dice no dar uso a estos equipamientos compartidos.

Sergio Fajardo, socio director de Smart Choice, comenta que si bien no es muy concurrido por la totalidad de los residentes, ‘va a depender de la época del año, ya que entre otoño y primavera las áreas comunes más concurridas por los residentes son la sala de eventos, parques, gimnasio, y en tiempo de verano es el área de la piscina, claramente. De todas formas, los espacios comunes son un atractivo que la gente toma en cuenta al momento de comprar o arrendar’.

Solo un 20% dice ocupar el gimnasio de sus edificios todo el año, mientras que 31% señala utilizar la piscina de noviembre a marzo. La lavandería de los edificios es usada solo por el 19% de los vecinos.

Otro de los cambios percibidos y que se refleja en los resultados del sondeo son los atributos más valorados a la hora de arrendar, donde históricamente la ubicación y el precio han compartido el podio. Sin embargo, hoy los arrendatarios declaran que la seguridad del inmueble y las medidas preventivas de este se han vuelto la principal preocupación a la hora de cotizar.

Danús detalla que, en el contexto actual, ‘las prioridades se han invertido, pero es de esperar que cuando disminuya la sensación de inseguridad y mejoren las condiciones económicas del país, vuelva a la normalidad la tendencia’.

Conciencia ecológica

En cuanto al medio ambiente, el 90% de las personas dice que recicla residuos en su departamento y solo un 7,9% señaló que no le interesa en nada este tema. Camila Abarca, subgerenta de Diseño de Assetplan, asevera ‘que las personas están incorporando entre sus hábitos el reciclaje periódico, muchos lo están haciendo por su propia cuenta, y por eso es importante que los edificios cuenten con infraestructura para que puedan responder a esta demanda’.

Respecto a qué reciclan, el 79% respondió cartón; el 71%, plástico; el 66%, latas, y un 65% señaló que además lo hace con los vidrios. En menor medida, con un 22%, las personas responden que reciclan las pilas. Adicionalmente, la encuesta arrojó que el 17% de los encuestados declara que recicla materiales orgánicos, mientras que el 12% dijo hacerlo con otro tipo de desechos.

Fuente: El Mercurio

Leave a Reply