Tal como fue anunciado la semana pasada, el Gobierno ingresó el primer proyecto que da cuerpo al conjunto de medidas económicas y sociales para paliar los efectos de la recesión en el país.

Así, el primer texto contempla la creación de un Fondo de Garantías Especiales, que contempla $ 50 mil millones para ayudar al acceso al financiamiento del sector de la construcción. Así, operaría de manera similar al Fondo de Garantías para Pequeños Empresarios (Fogape).

La iniciativa cuenta con la creación del Fondo de Garantías Especiales y de dos programas especiales, transitorios y enfocados en el sector de la construcción, en vista de que el rubro de la construcción enfrenta una situación de deterioro y representa el 14% del Producto Interno Bruto (PIB) del país y el 10% del empleo nacional, señala el mensaje firmado por el presidente de la República, Gabriel Boric, y los ministros de Vivienda, Carlos Montes; de Hacienda, Mario Marcel; y de Economía, Nicolás Grau.

Así, el fondo será de duración indefinida, de carácter permanente y será administrado por BancoEstado. Mientras que su objetivo es “otorgar garantías a créditos u otros mecanismos de financiamiento a aquellas actividades o rubros de la economía que requieran un apoyo, dadas circunstancias o contingencias especiales, en el mediano y largo plazo”.

Operará a través de la creación de los programas especiales y sus condiciones se determinarán en cada caso. Incluso, el proyecto detalla que, de ser necesario a futuro, el fondo de garantía podrá ser empleado en otros sectores, a medida que se creen los programas especiales correspondientes a través de una ley.

Los programas

El proyecto establece la creación del programa de garantías de apoyo a la construcción y el programa de garantías de apoyo a la vivienda.

El primero está destinado para que empresas inmobiliarias y de la construcción que tengan ventas anuales netas entre las 100.000 UF y 1.000.000 UF puedan acceder al fondo. El financiamiento tendrá 12 meses de vigencia y los recursos deberán ser destinados a inversiones, refinanciamiento y capital de trabajo.

Las empresas cuyas ventas netas anuales sean entre las 100.000 UF y las 600.000 UF -o su equivalente en moneda extranjera- podrán cubrir el 70% de la deuda de cada financiamiento o y que no excedan el total de 150.000 unidades de fomento. En tanto, aquellas que superen el umbral de las 600.000 UF tendrán la garantía de cubrir hasta el 60% y no superar las 250.000 UF del saldo deudor.

En ambos casos, la garantía no podrá superar el plazo de 12 años y el programa finalizará el 31 de diciembre de 2035 o hasta 12 años después de que se otorgue el último crédito.

Garantía estatal al pie para vivienda

Por otra parte, el programa garantías de apoyo a la vivienda está enfocado en los hogares de clase media que quieran adquirir su primera vivienda. Así, podrán acceder a una garantía estatal para su pie, equivalente a un 10% del valor de la primera vivienda, la cual deberá ser menor a 4.500 UF.

De esta manera, los hogares podrán pagar el restante 10% del pie para acceder a la vivienda, considerando que hoy en promedio cancelan un 20% del valor del inmueble. El gobierno espera que así mantenga tasas de interés “similares a las actuales”.

Serán elegibles los hogares cuyo objetivo sea vivir en la vivienda -que no sea únicamente de inversión- y que no cuenten con subsidio o beneficio estatal. La vigencia de la garantía es de seis años y la solicitud de este financiamiento podrá ser durante 12 meses.

Fuente: DF

Leave a Reply